Ni hacen ni comunican, bien

CARLOS FEDERICO VALVERDE BRAVO | Los Tiempos

Carlos Federico Valverde bravo

Ahora resulta que, en el BCB, “compraron más oro” del que ellos mismos publicaron en el INFORME DE OPERACIONES CON LAS RESERVAS DE ORO – Segundo Cuatrimestre 2023 – Mayo – Agosto, en el cual se pudo saber que vendieron 17 toneladas de oro que hacían parte de las reservas y que compraron 68 kilos en los dos meses de vigencia del “reglamento de la Ley 1503 de Compra de Oro destinada al Fortalecimiento de las Reservas Internacionales y su reglamentación”, que autoriza la compra de oro, generando, por supuesto, todo tipo de preocupaciones y críticas de expertos en economía y manejo de la cosa pública.



Pues, las críticas y preocupaciones tuvieron “la virtud de hacer aparecer, comunicado mediante, 137 kilos de oro más, que “aumentaron la compra a 205 kilos”.(https://eldeber.com.bo/economia/el-bcb-aclara-que-la-venta-de-reservas-de-oro-no-fue-para-gasto-corriente_3401589).

Tal cual, en el comunicado del BCB “resaltan, además, que, lo que compraron, en 2 meses de la vigencia del reglamento representa un 30% de lo adquirido por el ente emisor en 12 años de vigencia de la norma previa (Ley 175)” y, uno no tiene otra reacción que descubrir que es resultó muy bueno, para el mal gobierno, haber tenido un “pésimo gobierno antecesor”, con el cual puedan compararse manejando números y letras como quiere; los números no mientes, así haya mucho mentiroso manejando números.

Pero eso no dura, porque inmediatamente después, uno mismo recuerda que en realidad este es la continuación del anterior… y que el Presidente del Estado en funciones es el todopoderoso ministro que manejaba las finanzas del anterior …. Y vuelve a agarrar la calculadora para sacar cuentas…

A ver… vendieron 17.000 kilos (diecisiete mil kilos). Eso lo vamos a restar de lo que se compró más lo aparecido, es decir 205 (68 más 137) y, estamos con una diferencia de 16.795 kilos, lo que no muestra un buen desempeño, por más que escriban lo que quieran. En efecto, podrán tener muchos escribidores, pero es clarísimo que la diferencia entre lo vendido y lo comprado es mucha… aunque se tenga “el detalle” de aclarar que “antes se compraban 63 kilos (promedio) por año”, salvo los periodos 2016 y 2017, cuando las comprar subieron a 160 y 161 kilos respectivamente.

Pero no nos dicen cuanto oro vendió, si lo hizo, el anterior gobierno en esos mismos 12 años y cuánto de divisas ingresó y qué hicieron con ellas, porque lo correcto hubiera sido, reitero, ya que empezaron las comparaciones, dar cuenta de lo comprado y lo vendido en las 2 gestiones, siendo que el que es presidente actual era el ministro de economía y finanzas públicas en el anterior gobierno (excepto desde el 26 de junio del 2017, al 23 de enero 2019).

Y de paso… sólo de paso, si nos pueden avisar o, contar, si en la gestión de Lucho/David, desde 2020, compraron oro, respaldándose en la ley 175 (los montos exactos), así se tiene mejor panorama.

Da la impresión nomás, que la ley del oro no era para comprar sino para vender oro… pero… esperemos nuevos comunicados, en una de esas aciertan estaremos atentos, por si eso ocurre; falta ver, también, qué hay detrás de esa parte de la publicación que asegura que: “los recursos obtenidos de esa venta no se destinaron a gasto corriente, como han asegurado políticos de oposición y los economistas, sino que: “se destinó a fortalecer las reservas líquidas que administra el ente emisor y cumplir con las obligaciones del Estado con acreedores externos, como el pago del servicio de la deuda pública externa”, ahí les faltó decir: pagamos tanto y nos queda un monto de tanto para “fortalecer las reservas líquidas”, que ahora suben a tanto… ojalá las mismas no se derramen, porque el recipiente tenía un hueco (es en sentido figurado, sabemos que el oro es sólido y, el mercurios un juguete de niños),

Pero no sólo de oro; de sus altas ventas y bajas compras se trata esto, porque la gente que compra en los mercados, donde compra la gente pobre y las de clase media que antes iba a los supermercados y ahora volvió a los mercados donde las cosas eran menos caras y ahora se están poniendo difíciles de comprar en las mismas cantidades, porque subieron de precio.

Pero no nos preocupemos… según don Remmy Gonzales, ministro de Desarrollo Rural y Tierras, el incremento de “algunos productos” de la canasta familiar es consecuencia del contrabando y no se la sequía “ni a la falta de abastecimiento” … argumento que es un contrasentido; el hombre dijo:

“El que se haya elevado algunos precios de la canasta familiar obedece, no tanto a la sequía o a la falta de abastecimiento, a que en otros países los precios están más altos y los contrabandistas no miran la población, miran su bolsillo, y lastimosamente se llevan (los productos) a otros países” (https://www.noticiasfides.com/economia/gobierno-asegura-que-el-aumento-de-precios-en-alimentos-no-responde-a-la-sequia-sino-al-contrabando#:~:text=La%20Paz%2C%2015%20de%20septiembre,de%20abastecimiento%2C%20sino%20al%20contrabando.)

Veamos el contrasentido: si se lo llevan de contrabando, ¿no hay desabastecimiento? Si hay sequía (reconocida por el gobierno), ¿no hay mala cosecha?, consecuentemente, hay mala producción y la llegada a los mercados no es la moral, eso no desabastece y no genera subida de precios.

Y aquí va de nuevo, lo mal que comunican… ¿a quién creen que engaña, González? No se preocuparon o no se prepararon convenientemente para contrarrestar la sequía; la falta de lluvia se conocía iba a afectar las labores del campo, desde el 2022 se prestaron plata de organismos internacionales y no hicieron bien el trabajo; el campo en todo el país está sufriendo por falta de agua y, no hay agua, aunque nos digan que embalsaron las aguas en las montañas y otras linduras como esa, pero no hay agua y esa es tarea de gobierno y no la hicieron y los bolsillos o “chaucheras” de las señoras que van al mercado sufren la sequía de producto abundante y barato y ese es un hecho que, de político no tiene nada.

Y la facilidad que tienen de adjudicarle esto al “contrabando”, ¿tiene la intención de demostrar que se produce mucho en el país, tanto como para mantener “importaciones irregulares” (exportaciones) en otros países? ¡Por favor !No nos digan ahora que nuestras ineficientes aduanas tampoco controlan el contrabando de salida de hortalizas y tubérculos, o la intención es no controlar, para que la gente que saca sus productos haga “diferencia económica” como para pasar el mal momento que vive el país?

Ah ya¡!! ¡A ellos, es decir a los contrabandistas les llovió a tiempo! Señor González, su relato es ridículo… puede ser que se venda algo de hortalizas y limones a los pueblos fronterizos, pero es mínimo; eso no es argumento para la falta de provisión en los mercados capitalinos, el problema es estructural, se encarece porque no hay oferta y, no hay oferta por las condiciones climáticas y el gobierno no hizo bien su tarea. (no hay agua ni ara tomar, peor para apagar incendios dijo un viceministro y nadie le llamó la atención)

… le digo, como hablamos en Santa Cruz…: diga usted, ministro, que no me puedo imaginar camionadas de verduras, hortalizas, pollo (no se cosecha pero toma agua) y otros productos de la canasta básica saliendo desde los valles cruceños o cochabambinos, por decir 2 de los más fuertes productores, cargados al tope, en interminable desfile hasta las fronteras por pasos ilegales, peruanas y argentinas, sin traba de ningún tipo…

No da, definitivamente, por más grande y voluntariosa que sea la imaginación… el argumento ministerial se cae y hasta da rabia que nos tomen por pelotudos a todos…

En fin, lo de siempre no lo hacen bien y, comunican peor