Vivencias en el estado populista cocalero. Cuentos y actores

El modelo del MAS es Castrochavista, condimentado para el gusto local, con racismo, coca y contrabando”. Pukymon.

En nuestra historia nacional, transitamos por las dictaduras, la democracia, la libertad económica, el estatismo, el socialismo y el populismo. La democracia y libertad económica no se dieron juntas: En los periodos dictatoriales se dio la anulación de los derechos civiles y políticos. En épocas parcialmente democráticas y vinculadas al estatismo se redujo la  libertad económica, lo que llevó a cada vez más pobreza y crisis. Esto a su vez preparó el escenario para el ascenso de caudillos populistas.



El populismo surgió de manos del Foro de San Pablo, con un discurso que enarbola la bandera del pueblo como clase y segmento social, las masas indígenas excluidas del progreso económico y social, los campesinos empobrecidos, los comerciantes expoliados por el Fisco, etc. El MAS para posicionarse en el país, amplía este discurso añadiéndole componentes locales: el indigenismo, la coca, la economía informal y el permanente bloqueo de vías. Luego, en el ejercicio del poder y en su práctica económica y de poder, amplía el guion y son: Estatistas, centralistas, absolutistas  y toman para sí todas las instituciones creadas por el Estado democrático.

Los actores populistas nos enseñan cómo proceder con el pueblo y así nos lo explica el presidente Gustavo Petro:
Cuando los pobres dejan de ser pobres y tienen; entonces se vuelven de derecha Por eso deben mantenerse pobres, para que voten siempre a la izquierda”.

En consecuencia, es prioritario bloquear a los emprendedores, pues quien ha salido adelante por su cuenta sabe que no existe nada gratis y que el populismo no funciona, y esto es peligroso para los políticos populistas.

Cuando se dio el parcial desmantelamiento del castrochavismo en Venezuela y escasearon los dólares, los gobiernos populistas de Cuba, Bolivia, Nicaragua, buscaron relacionarse con Irán, Corea del Norte y compraron apoyo y respaldo entregando sus países a China y Rusia.

Cultura cocalera, democracia y justicia.
Las ideas del Evo no son exactamente ideas; él siente, tiene intuiciones, instinto y no ideas. Siente también cuando alguien no le es útil e inmediatamente busca deshacerse de él:
Evo informa: “Creen que el Lucho es ideólogo del modelo económico, él en el gabinete era conocido como ‘cajero’, no como ideólogo. Si fuera ideólogo en 3 años hubiera levantado la economía de Bolivia, más bien en tres años ha hundido la economía de Bolivia, ningún ideólogo del modelo económico. No quiero decir algunas verdades, todavía”. Esperamos escuchar pronto esas verdades.

El Linera es un, “Falso analista que se aprovechó de la lucha indígena, trata de confundir al pueblo con falsas teorías de dos liderazgos. El MAS-IPSP es uno solo y tiene una dirigencia única elegida legal, legítima y democráticamente en Lauca Ñ”. Evo

El objetivo de una parte de la población es la democracia, la que se consolida mediante el cumplimiento de la ley, el respeto a las normas y el permanente fortalecimiento e independencia de las instituciones básicas, como el poder legislativo y el poder judicial, que son los órganos del Estado encargados de preservar los derechos, garantías y libertades ciudadanas. Donde flaquean estos pilares de la convivencia, corre riesgo la democracia.

Bajo el populismo cocalero, nos enseña Evo que en asuntos de justicia: “le meto nomas”. Cuando alguien molesta a los masistas, inmediatamente se emite una orden de aprensión y va a la cárcel por tiempo indefinido. Si el prisionero contrata un Abogado, inmediatamente se dicta una orden de aprensión contra su Abogado o algo más fácil, lo coimean. Los masistas normalmente convierten las denuncias que hacen los ciudadanos sobre sus abusos y malas prácticas estatales, en actos de traición a la patria y otras excusas para denigrar a los opositores, perseguirlos y apresarlos.
Cambiamos el dicho: “Es la economía, entupido” a: “Es la justicia masista; entupido”.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) exhortó a la Cámara de Diputados a aprobar el proyecto de Ley Transitoria para las elecciones judiciales 2023-2024. Afirmó que el “vacío de unas cuatro semanas” en cargos de las altas magistraturas del Órgano Judicial y el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) no será “dañino para nadie”.
Tienen razón; efectivamente, estos funcionarios causan menos daño desapareciendo del escenario judicial que permaneciendo en él.

Equipo hecho a la medida del gobierno masista.

El Ministro masista de Medio Ambiente, Rubén Méndez, alias Mercurio. Comenta que en las calles de Potosí corría el mercurio y allí jugaban los niños y nadie se enfermaba. El mercurio no es malo, malos son los opositores.
Los guerreros digitales, grupos mediáticos masistas generan información falsa orientada a denigrar a la oposición y acusar de todo lo malo que ocurre. Para su trabajo ellos reciben información del gobierno y muy buena paga.

Fuente: ovidioroca.wordpress.com