CAO aboga por una solución concertada entre cañeros y el Gobierno por el precio del etanol

El presidente de la CAO, José Luis Farah, espera que hasta la próxima semana la mesa de diálogo instalada hace un par de semanas alcance resultados favorables.

Carlo Villena

[Carlo Villena – UNITEL] / El presidente de la CAO, José Luis Farah.

Fuente: Unitel



El asunto aún no está definido. La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) abogó este martes por una solución concertada entre los cañeros y las autoridades del Gobierno para establecer el precio del etanol.

El presidente de la CAO, José Luis Farah, espera que hasta la próxima semana la mesa de diálogo instalada hace un par de semanas alcance resultados favorables.

El viernes 24 de octubre los productores cañeros se reunieron con las autoridades de Gobierno, pero no llegaron a ningún acuerdo.

”Realmente no ha habido acuerdo, no ha habido ese entendimiento”, manifestó Óscar Arnez, presidente de la Confederación de Cañeros de Bolivia (Concabol).

El dirigente explicó que el Gobierno les ofreció incrementar el precio del litro del etanol en 1 centavo de dólar, lo que es considerado insuficiente para los cañeros.

“Ese centavo de dólar no llega ni a los 10 centavos de boliviano. Lo único que estamos pidiendo es una nivelación del poder adquisitivo”, señaló Arnez, en contacto con la red UNITEL.

Una semana después, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, indicó que el actual precio es el más alto de la región y anunció el incremento del volumen que el Gobierno demandará en el nuevo plan.

Sin embargo, matizó que este asunto aún no está cerrado y que las negociaciones están en curso.

Observaciones

Los cañeros observan que mientras el Gobierno importa el litro de gasolina a 8 bolivianos, durante cinco años al sector le pagó 4,80 bolivianos por litro de etanol.

El sector planteó un incremento de 10 centavos de dólar (69 centavos de boliviano) para el litro del etanol para que el Gobierno en lugar de pagar 4,80 bolivianos, desembolse 5,50 bolivianos.

Ya se han instalado unas cinco reuniones y a la fecha el Gobierno y los productores cañeros no llegan a un acuerdo.