Fegasacruz pide abrogar ley de cobro por faena y la Gobernación cruceña responde que esta tasa irá a control sanitario

La Gobernación señaló que la ley 210 estipula el cobro de 10 bolivianos por cabeza faeneada y comercializada en Santa Cruz. Desde Fegasacruz se advierte que esto repercutirá negativamente en toda la cadena de la carne

Imagen referencial

Fuente: Unitel



La Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegazacruz) ha pedido abrogar la ley que impone el cobro de una tasa de diez bolivianos por servicios de faeneado y de comercialización a cargo de la Gobernación cruceña. Sostiene que esta es una medida inconsulta que afecta duramente al sector productivo cruceño, a la economía departamental y nacional.

Adrián Castedo, presidente de Fegasacruz, dijo en conferencia de prensa este viernes que como ente representativo del sector ganadero, en fecha 19 de julio de 2022, se remitió una nota a la Gobernación donde se adjuntó un acta de una asamblea en la que se rechazaba las leyes departamentales 54 y 210 y su decreto reglamentario 363.

Acotó que el 30 de noviembre de 2023 se remitió una nota a la Gobernación reiterando el rechazo a estas normas y solicitando su abrogación “para trabajar con base en un nuevo proyecto de estructura sanitaria bajo los conceptos de la unión público-privada” con la participación del Senasag, la Gobernación cruceña y Fegasacruz.

“Informamos a la población en general que este cobro que pretende realizar la gobernación, en caso de llegar a implementarse, repercutirá negativamente en toda la cadena de la carne del departamento y del país en general”, remarcó Castedo.

Al respecto, desde la Gobernación cruceña se respondió que esta norma, la ley 210, fue promulgada por el entonces gobernador Rubén Costas, en donde se estipula el cobro de 10 bolivianos por cabeza faeneada y comercializada en Santa Cruz.

Edgar Landívar, secretario de Desarrollo Económico, manifestó que esta tasa vendrá a prestar varios servicios para atender muchas necesidades del sector ganadero.

“Se harán controles, monitoreos sanitarios, en función a que el Gobierno central ya levantó la vacunación obligatoria para la fiebre aftosa, por tanto, nosotros, como Gobernación, debemos aplicar más control sanitario dentro de nuestro departamento”, apuntó.