Filipinas convoca al embajador chino tras hostilidades entre buques en el mar de China Meridional

La acción se produjo después de que guardacostas chinos utilizaran cañones de agua contra buques filipinos en el mar en disputa.
Filipinas convoca al embajador chino tras hostilidades entre buques en el mar de China Meridional

Fuente: https://actualidad.rt.com

Manila ha presentado una protesta diplomática ante Pekín por el uso de cañones de agua por parte de la Guardia Costera china contra barcos filipinos en el mar de China Meridional (mar de Filipinas Occidental, según la denominación filipina), comunicó el lunes el Ministerio de Asuntos Exteriores del país insular.

Tras dos días de enfrentamientos entre buques de ambos países en el disputado mar, la Embajada filipina en Pekín envió el domingo una protesta al Ministerio de Asuntos Exteriores chino y convocó al embajador chino en Manila.



A su vez, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Filipinas, el general Romeo Brawner, calificó de «agresión» las acciones de China, añadiendo que la situación requiere una «solución diplomática de alto nivel».

¿Qué ocurrió?

Los guardacostas filipinos acusaron el domingo a China de disparar cañones de agua y embestir a un buque de reabastecimiento y a un buque guardacostas, causando a uno de ellos «graves daños en el motor». Las colisiones tuvieron lugar en el Bajo de Masinloc y en el banco de arena Ayungin los días 9 y 10 de diciembre, respectivamente. Además, este último incidente se convirtió en el tercero en el que «maniobras peligrosas» de buques chinos provocan una colisión desde la misión RORE del 22 de octubre de 2023, señala el ministerio.

«Esto es pura agresión», dijo Romeo Brawner en una entrevista con Associated Press. «Fui testigo de cómo los guardacostas chinos y sus barcos nos cortaban repetidamente el paso. Nos dispararon cañones de agua y luego nos atacaron. Es indignante», subrayó el jefe del Estado Mayor, que se encontraba en uno de los barcos durante el reciente incidente.

Filipinas considera que las disputadas aguas poco profundas del Bajo de Masinloc, así como del Bajo de Ayungin, son «parte integrante del territorio filipino, sobre el que Filipinas tiene soberanía y jurisdicción».

Según su postura, «la interferencia en las misiones filipinas de rotación y repoblación, y el acoso e intimidación a pescadores filipinos» por parte de China «violan la soberanía y la jurisdicción de Filipinas y constituyen una amenaza para la paz, el orden y la seguridad», además de ser «una violación del derecho internacional, en particular de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar».

China responde

Pekín, que también reclama estos territorios, respondió a las acusaciones. La portavoz de la Cancillería china, Mao Ning, manifestó el lunes que su país había «presentado fuertes protestas» ante Manila por los enfrentamientos.

«Las operaciones fueron profesionales, moderadas, razonables y legales», dijo, insistiendo en que China «tomó las medidas necesarias contra los barcos filipinos de acuerdo con el derecho nacional e internacional».