¡Insolventes, incapaces y, “aprobones”!

CARLOS FEDERICO VALVERDE BRAVO | Los Tiempos

Carlos Federico Valverde Bravo

Al gobierno le agrada estar en conflicto con los ciudadanos; eso es un hecho. ¿Porqué? Porque quieren, porque pueden hacerlo y porque eso los mantiene activos y con “su país prebendal” alerta, recibiendo lo poco que queda… porque… para eso hay plata, para mantener activo y alerta el “aparato” político “reactivo”.



Veamos: La situación en YPFB está cada día peor: desde adentro no quieren reconocer que el problema es la falta de plata; el “Informe Técnico YPFB/PRS/VPNO/GPDI/DCIM-255/ULOP-251/2023: Situación de Abastecimiento Gestión 2023 (Crítico)” , del 6 de noviembre, habla de “saldos bajos”, crecimiento de la demanda”, de la imprescindibilidad de “contar con volúmenes de suministro y saldos necesarios para afrontar y cubrir la demanda del mercado interno”, el peligro de entrar a la RESTRICCION DE PAGOS, porque “implica discontinuidad de suministro” y la preocupación que, además es repetida, de que no haya plata para pagar importaciones.

Eso sin contar que a los transportistas “cisterneros” se les debía desde el “mes de julio”.

Ese informe pretendió ser negado en algún momento pero luego, en un momento de desesperación, Dorgathen, el “presidente” de YPFB, se refirió al mismo para intentar justificarse, aludiendo el problema de la fata de combustible a las marejadas en Arica que impedían bajar el combustible, bueno… parte de ese material llegó entre los días 7 y 8 de diciembre, a la Planta Senkata, pero, probablemente haya llegado “desde origen sin certificado de calidad”; es de esperarse que YPFB nos avise que pasó, porque se conoce que ese Diésel puede ser demasiado volátil y que no sirve para mezclarlo, lo que hace que posiblemente se pierdan 2 millones de litros (¿sobre llovido mojado?)

YPFB está en problemas de abastecimiento y logísticos, pero, lo que es peor: de plata; baste este detalle: en septiembre del 2023, se remitió mediante nota GPDI-1655/DCIM-1248/2023 el informe DCIM-216/ULOP-220/2023, solicitando presupuesto para 3 procesos de contratación 2023 (Suministro de hidrocarburos líquidos), por un monto de bs 1.392.880.383.00 , el que “fue devuelto “mediante su respectiva hoja de ruta, indicando: “Favor revisar el monto de modificación presupuestaria”, bajando el presupuesto a bs 900.000.000.00 . Es decir, que los técnicos y especialistas alertan la falta de combustibles, piden un presupuesto y en el nivel superior se lo bajan considerablemente.

Eso en lo interno; en lo externo: salen a negar la falta de gasolina y diésel y, comienzan con el juego de abastecer a las capitales mientras en las provincias deben esperar… un ejemplo: en Caranavi, la fila de “bidones autorizados” superó los 1000; detrás de esos bidones hay gente que necesita trabajar y no puede porque no hay combustible.

Vamos a lo otro: En noviembre de 2021, Logística YPFB emite el informe JPSCZ 017/2021, en el que se requiere el mantenimiento a los “Techos flotantes “de los tanques 2914 y 2917 “ya que se identifica que se tiene muy defectuoso el sello de goma en torno al techo flotante que es uno de los elementos que se encarga de evitar la evaporación de la fase liviana en la GE.

2021; Hace 2 años! El informe es más largo que lo que aquí se relata, los requerimientos de reparación y peligros a los que se somete el material y combustible, también. Recién se descubrió un faltante de 91.000 litros; hechas las averiguaciones con gente que conoce el tema y otros ex trabajadores, aseguran que “la gasolina se evapora”, pero, no en el volumen que dicen. Se calcula que hubo, en ese sentido una pérdida máxima de unos 5 mil litros, que lo que puede haber ocurrido con el faltante, es que esa gasolina esté en la planta pero no saben dónde; puede ser en las tuberías (dicen que se llama: Like pack) o en otros tanques, pero que, habida cuenta de que las mediciones que hace logística en sus plantas son tan arcaicas que “se usa cintas métricas, plomada y crema divisoria” y tal vez por eso no se ha podido encontrar esa gasolina. Eso tienen que explicarlo y demostrar que el combustible está ahí.

Una en favor de YPFB? para despachar gasolina o diésel a las EESS si se cuenta con contadores volumétricos electrónicos, lo que haría imposible que un litro de gasolina salga de la planta sin que estos contadores lo midan, de manera que es nomás como venimos diciendo: el problema es técnico el problema es la incertidumbre que se tiene con relación a las instalaciones de YPFB logística, con tanques sin mantenimiento y con equipos de medición que están sometidos al error humano (voluntaria o involuntariamente).

Así, va a seguir todo mal, YPFB es una empresa insolvente que no genera su propio ingreso (la subvención puede ser una pero no la única causa) y tampoco se maneja bien en su parte ejecutiva; los empleados de rango menor,, digamos los técnicos, elaboran los informes como se debe, los que toman decisiones son los que complican todo; está en esto, el componente político.

ETANOL: el gobierno debe creer que, así como el Estado subvenciona el carburante, los sucro-alcoholeros también deben subvencionar el ETANOL, porque es claro que sus costos de producción no son los mismos de hace 5 años, cuando se acordó la primera entrega. (Además les deben muchos millones de dólares) Escuchar a la Viceministra Molina hablar de los “millones” de bolivianos que significa el aumento de algunos centavos al productor, me da la certeza de aquello.

Veamos lo siguiente: YPFB paga como 8 bs por litro de gasolina importada, y 4.80 bs por el ETANOL, vamos al detalle: desde 2019, cuando se implementó el Etanol, YPFB dejó de importar 529 millones de litros de gasolina, que fue la producción interna del alcohol carburante; eso significó un ahorro para el país de unos 200 millones de dólares en 5 años. Es claro que en millones de litros, el ahorro por el producto “renovable” (destacar ese hecho), que se produce en el país, es una ventaja para evitar erogación de divisas que no hay, pero, YPFB se niega pagar más a los productores locales y, lo que es peor, a aumentar la cantidad de ETANOL por litro de gasolina mezclado, cuando en otros países ya se lo hace en al menos 23%; en Bolivia apenas se llega a 10-12%. Es mejor importar caro para subvencionar barato? Suena a … corrupción heredada de Morales y aplicada por Arce con mucho gusto.

Mal; muy mal, no hay combustible, si se compra todo el combustible que necesita, el país se queda sin monedas siquiera; si se trae como hasta ahora,, entra la política: el gobierno mide la capacidad de aguante de la gente; el poder ha ideado e se ha generado una especie de escasez itinerante; comienza en las capitales y se traslada a provincia… nunca hay para los 2 lados.

Pasó con el dólar, primero no había y sigue sin haber en los Bancos; si compras ahí para importar, te cobran comisiones altas que pasan los 7.40 bs; si lo hacés en la calle, puede que pagués 8 bs… y la gente se costumbró al “falta, pero se encuentra”; así se amansa a la gente, así se la mide, hasta derivar en un estado insolvente en lo económico pero, fuerte en lo político, con bases guerreras, peleadoras, avasalladoras que amenazan a muerte a empresarios y no pasa nada… esto no pasa solo acá, ya lo escuchamos de Venezuela, Ecuador en alguna medida con Correa, en Nicaragua… será que llega rápido o va a tardar en instalarse acá?

Última: en 23 de noviembre, el gobierno se había comprometido a aprobar varios eventos de soya transgénica y no lo hizo. Otra vez lo mismo, dejan de hacer lo que deben. Lo comprometido en publicitadas reuniones…

Siguen probando hasta dónde reacciona la gente o… si se amansa nomás.