Para la premio Nobel Malala, es imposible «ser niña» bajo los talibanes afganos

La premio Nobel de la Paz paquistaní Malala Yousafzai declaró este martes que el régimen talibán hizo imposible «ser niña» en Afganistán e instó, durante un discurso en Sudáfrica, a calificar el «apartheid basado en el género» de «crimen contra la humanidad».

Malala Yousafzai habla durante la conferencia organizada en Johannesburgo por la Fundación Mandela, el 5 de diciembre de 2023 en la ciudad sudafricana
Malala Yousafzai habla durante la conferencia organizada en Johannesburgo por la Fundación Mandela, el 5 de diciembre de 2023 en la ciudad sudafricana © Roberta Ciuccio / AFP

Fuente: RFI

 



 

«Los talibanes hicieron ilegal el hecho de ser una niña y eso tiene un coste», declaró Malala Yousafzai durante una conferencia organizada en Johannesburgo por la fundación Mandela, con ocasión del décimo aniversario de la muerte del primer presidente negro sudafricano.

Según la paquistaní, las niñas afganas «recurren a las drogas» e «intentan suicidarse» a causa de la «opresión».

Desde que regresaron al poder en agosto de 2021, los talibanes, cuyo gobierno se rige por una rigurosa interpretación del islam, han reducido sin cesar los derechos de las afganas. En dos años, las escuelas de secundaria y las universidades cerraron sus puertas a las mujeres, como también lo hicieron parques, gimnasios y hamames.

Malala Yousafzai fue galardonada con el Nobel en 2014 por su combate por el derecho de las niñas a la educación.

«Es imperativo llamar al régimen afgano como lo que es: un régimen de apartheid de género», recalcó el martes en Johannesburgo.

«Los sudafricanos lucharon par aque el apartheid basado en la raza fuera llamado como tal y criminalizado a nivel internacional. Así llamaron la atención de todo el mundo sobre los horrores del apartheid», declaró Malala Yousafzai.

«El apartheid basado en el género todavía no ha sido explícitamente codificado. Tenemos la oportunidad de hacerlo, ya», apremió.

El mes pasado, tanto ella como otras personalidades como Hillary Clinton y destacadas activistas feministas pidieron en una carta dirigida a Naciones Unidas que se criminalice la segregación basada en el género y que se revise el texto de un tratado que se está discutiendo sobre crímenes contra la humanidad.