Requena critica falta de previsión en el acceso al agua por efectos del Niño y el cambio climático

“Se han dedicado a negar que hubo problemas. Ignorando el nuevo contexto del cambio climático que suben las temperaturas, e iba a converger con el fenómeno del Niño. Negando los dos factores”, sostuvo.
imagen aleatoria
Agua portable. Foto: Ilustrativa

Fuente: ANF

La senadora Cecilia Requena calificó de “desastrosa” la gestión pública del agua durante el periodo de sequía; criticó que las autoridades no hayan tomado en cuenta el impacto que podía tener la coincidencia entre el fenómeno del Niño y el cambio climático para el acceso al líquido.

El país ha sufrido un duro golpe por la fuerte sequía y la falta de lluvias. Más de 487.014 familias fueron afectadas. Esta situación ha puesto en riesgo el acceso al agua y el abastecimiento de alimentos.



La crisis hídrica ha sido agravada por el cambio climático, pero también por el fenómeno del Niño, ambos han confluido, declaró a la ANF la senadora de Comunidad Ciudadana Cecilia Requena desde Dubai donde se encuentra participando de la COP28.

“Se han dedicado a negar que hubo problemas. Ignorando el nuevo contexto del cambio climático que suben las temperaturas, e iba a converger con el fenómeno del Niño. Negando los dos factores”, sostuvo.

Al menos siete departamentos han sido fuertemente golpeados por la sequía, cultivos afectados con una directa incidencia en la producción de alimentos, asimismo, pérdida de animales, en el área rural. Mientras que en las ciudades fue la disminución de agua en las represas.

La gestión pública del agua en el caso específico de La Paz, donde interviene la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) “ha sido desastrosa”, comentó Requena.

La reducción del agua en las represas de la urbe paceña y de El Alto provocó que la empresa tenga -por ejemplo- que asumir medidas como bajar la presión del agua en los horarios nocturnos, incluso se pensó en el racionamiento.

Marcos Nordgren, técnico de Incidencia Climática de la PBFCC, identifica cinco causas que podrían llevar a una crisis hídrica en La Paz: el aumento de la temperatura, el fenómeno de El Niño, el derretimiento de los glaciares en la región, la evaporación y el crecimiento de la demanda de agua, se refleja en el portal web institucional.

Requena pidió que las autoridades tomen en serio la ciencia para tener pautas respecto a los efectos del fenómeno del Niño que implica menos lluvias, y el cambio climático que va a suponer que suban las temperaturas. “Ambos factores que van hacia una menor oferta de agua”.

A esto se puede añadir un aumento de la demanda, solo por el crecimiento vegetativo poblacional, “obviamente hay la brecha hídrica, que se irá agravando una brecha entre la oferta y la demanda”. “Necesitamos autoridades que se tomen muy en serio esto”, manifestó.

Está convencida que es posible hacer una gestión pública seria, ya sea en infraestructura, y también en cultura ciudadana de ahorro, conservación y protección del agua.

Fiscalización de 1.000 millones de dólares

La senadora Requena informó que han presentado una petición de informe al Ministerio de Planificación respecto a los 1.233 millones de dólares que adquirió el gobierno de Evo Morales y Luis Arce en 16 préstamos.

Los recursos debían ser invertidos en saneamiento riego y provisión de agua. Las entidades crediticias o fuentes de financiamiento son cinco.

De acuerdo al primer reporte de la Veeduría en el marco de la campaña El Agua es un derecho, cuidarla es nuestra obligación, el Gobierno nacional adquirió 16 préstamos, 15 en la gestión 2016 y 2017 del periodo del entonces presidente Evo Morales, y un financiamiento en 2023, es decir en este gobierno.

“Hemos tenido contacto con quienes hicieron la investigación preliminar, con Sandra Verduguez. Nos han pasado toda la información y hemos planteado una petición de informe”, informó la legisladora a esta agencia.

Detalló que no existe transparencia cuando el Gobierno presenta un proyecto de ley solicitando la aprobación de un préstamo, pero otra cosa son los contratos de los créditos. “Lo que pasa es que ni siquiera llegan a la Asamblea Legislativa contratos claros, para saber hacia dónde van los recursos”.

Según Requena se aplica un sistema que se repite de falta de transparencia y acceso a la información, “no están los contratos, no hay acceso a los informes sobre resultados de los préstamos, no se puede ver georreferenciado, es difícil revisar hacia atrás”, sostuvo.