Aumenta la tensión en las afueras del Congreso argentino en medio del debate por la ‘ley ómnibus’

Centenares de personas han llegado hasta los alrededores del parlamento para rechazar las reformas que plantea implementar el presidente Javier Milei.

Captura de pantalla. X / @PiensaPrensa

Fuente: RT

 



 

Mientras a lo interno del Congreso de Argentina los parlamentarios sostienen un denso debate sobre la controvertida ‘ley ómnibus’ propuesta por el presidente, Javier Milei, en las afueras del ente legislativo aumenta la tensión entre la multitud de manifestantes, que rechazan el proyecto, y decenas de uniformados que desde tempranas horas han desplegado un fuerte operativo de seguridad en el lugar.

A través de redes sociales, distintos usuarios reportan que la situación en las inmediaciones del Congreso, en la ciudad de Buenos Aires, se ha tornado hostil, debido a que los agentes de la fuerza pública han comenzado a amenazar con desplegar a sus agentes para reprimir a las personas que protestas en rechazo a las reformas de Milei.

 

 

Los manifestantes denuncian que los uniformados realizan cortes en la calle para evitar que los gremios de distintos sectores laborales y sociales lleguen a las inmediaciones del Congreso para expresar su repudio a la polémica reforma, que consideran regresiva, inconstitucional y antidemocrática.

 

En algunos de los videos publicados en la red social X, se observan a los funcionarios policiales cercar a los manifestantes con sus escudos, mientras los presionan para que salgan del lugar.

 

 

De igual forma, equipos de prensa que se encuentran en el sitio habrían recibido empujones mientras realizan su trabajo, en medio de las tensiones y el fuerte cordón policial activado por los funcionarios de seguridad.

 

 

 

De acuerdo con las publicaciones, las operaciones represivas estarían a cargo de los elementos de la Gendarmería Nacional y efectivos de la Policía Federal argentina.

 

 

Entre los reportes de los usuarios, indican que la fuerza pública habría comenzado a lanzar gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes de la zona en conflicto.

 

 

 

En otras imágenes divulgadas en las redes, se observa al líder de la Unidad Piquetera y dirigente de Polo Obrero, Eduardo Belliboni, uno de los referentes de las protestas antigubernamentales, tirado en el suelo momentos después de un episodio de confrontación con los agentes de la Gendarmería.

 

 

Amplio despliegue de la fuerza pública

La jornada de este miércoles arrancó con un fuerte despliegue de seguridad de las fuerzas del gobierno de Milei en las afueras del Congreso, todo previo al inicio de los debates sobre la controvertida ‘ley ómnibus’.

 

 

Las afueras del legislativo argentino se encuentran cercadas por vallas metálicas, utilizadas para enfrentar a grupos de choque en manifestaciones, así como la incorporación de una cantidad importante de uniformados de la Gendarmería, una fuerza militar con funciones policiales de seguridad interior.

Las vallas rodean todo el Congreso y detrás de ellas se encuentran los efectivos de seguridad, atentos para responder inmediatamente a cualquier protesta antigubernamental que se pudiera dar en la zona.

Además, hay decenas de vehículos policiales y militares, entre ellos, camiones blindados y lanzaagua antidisturbios. Por su parte, los agentes están preparados con escudos, rolos, armas y uniformes que suelen utilizar para reprimir manifestaciones masivas.