EEUU y Reino Unido neutralizaron dos misiles hutíes que amenazaban el transporte marítimo en el mar Rojo

Washington también efectuó varios ataques aéreos por su cuenta contra los proyectiles de los insurgentes apoyados por el régimen de Irán

EEUU y Reino Unido neutralizaron dos misiles hutíes que amenazaban el transporte marítimo en el mar Rojo. (Europa Press/Nathan T. Beard)

EEUU y Reino Unido neutralizaron dos misiles hutíes que amenazaban el transporte marítimo en el mar Rojo. (Europa Press/Nathan T. Beard)



(Con información de EFE y AFP)

Fuente: infobae.com

El Ejército estadounidense neutralizó este martes dos misiles antibuque de los rebeldes hutíes de Yemen que suponían una amenaza inminente para los navíos de la zona.

Estados Unidos y Gran Bretaña efectuaron dos operaciones conjuntas para debilitar la capacidad de los hutíes de atentar contra la navegación.

Washington también efectuó varios ataques aéreos por su cuenta contra los misiles de los insurgentes apoyados por el régimen de Irán.

Los ataques más recientes -realizados al amanecer del miércoles, hora local- se dirigieron a “dos misiles hutíes que estaban listos para ser disparados hacia el sur del mar Rojo”, según el comunicado del Comando Central estadounidense (Centcom).

“Las fuerzas estadounidenses identificaron los misiles en las zonas de Yemen controladas por los hutíes y determinaron que representaban una amenaza inminente para los buques mercantes y los buques de la Armada estadounidense en la región”, indicó el Centcom.

Los hutíes iniciaron los ataques al transporte marítimo del mar Rojo en noviembre, al asegurar que se trataba de buques relacionados con Israel en un gesto de apoyo a los terroristas palestinos de Gaza, azotada por el conflicto entre el grupo terrorista Hamas e Israel.

Washington también efectuó varios ataques aéreos por su cuenta contra los proyectiles de los insurgentes apoyados por el régimen de Irán. (Europa Press/Mcs Rylin Paul)

Washington también efectuó varios ataques aéreos por su cuenta contra los proyectiles de los insurgentes apoyados por el régimen de Irán. (Europa Press/Mcs Rylin Paul)

Desde entonces, los rebeldes yemeníes han proclamado que los intereses de Estados Unidos y Gran Bretaña también son blancos legítimos.

Además de la acción militar, Washington trata de presionar diplomática y económicamente a los hutíes, a los que volvió a designar como grupo terrorista la semana pasada, después de haberles quitado esa categoría poco después de que el presidente Joe Biden tomara posesión.

Este ataque se produce solo un día después de que Estados Unidos y el Reino Unido bombardearan ocho posiciones de los rebeldes hutíes de Yemen, un ataque que tenía como objetivo seguir degradando la capacidad de este grupo para continuar sus ataques.

La operación del lunes buscaba al mismo tiempo evitar una escalada de la tensión, indicó la Casa Blanca en un comunicado en el que precisó que la operación tuvo lugar con el apoyo de Australia, Baréin, Canadá, Países Bajos y Nueva Zelanda.

Según esa nota, los más de 30 ataques que los hutíes han lanzado contra buques militares y comerciales desde mediados de noviembre “constituyen una amenaza para todos los países que dependen del transporte marítimo internacional”.

Washington trata de presionar diplomática y económicamente a los hutíes, a los que volvió a designar como grupo terrorista la semana pasada, después de haberles quitado esa categoría poco después de que el presidente Joe Biden tomara posesión. (Europa Press)

Washington trata de presionar diplomática y económicamente a los hutíes, a los que volvió a designar como grupo terrorista la semana pasada, después de haberles quitado esa categoría poco después de que el presidente Joe Biden tomara posesión. (Europa Press)

”Condenamos estos ataques y exigimos que se les ponga fin. También subrayamos que quienes suministran a los hutíes las armas para llevar a cabo estos ataques están violando la Resolución 2216 del Consejo de Seguridad de la ONU y el derecho internacional”, dijeron.

Los bombardeos destruyeron sistemas de misiles usados por los hutíes, así como sistemas de defensa aérea y radares, tal y como había detallado el Centcom.

En su totalidad, la operación del lunes se dirigió contra ocho áreas en Yemen controladas por los hutíes, las cuales supuestamente estaban siendo usadas como bases de operaciones contra las embarcaciones en el Mar Rojo.

El Reino Unido, por su parte, “no dudará en responder de nuevo” a los ataques hutíes, advirtió el primer ministro Rishi Sunak.

“No estamos buscando una confrontación. (…) Pero si es necesario, el Reino Unido no dudará en responder nuevamente en defensa propia » a los ataques hutíes, dijo el jefe de gobierno ante el Parlamento.