El TSE dice que es responsabilidad de los partidos el registro y presentación de sus militantes

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) deslindó la responsabilidad del registro de los militantes, ya que las tiendas políticas deben tener sus propios mecanismos de participación y el máximo tribunal solo inscribe lo que los partidos elaboran

“En ese ámbito los partidos o las organizaciones políticas por alguna estrategia, que consideren necesaria, podrían invitar a un ciudadano boliviano (a formar parte de sus listas), siempre y cuando cumplan los requisitos que señale nuestra Constitución y el reglamento de inscripción de candidatos del Tribunal Supremo Electoral”, explicó el vocal, Tahuichi Tachuichi Quispe, sobre la militancia de los parlamentarios.



Hasta 2019, cuando Evo Morales renunció a su cargo, era una constante las invitaciones que hacía el entonces primer mandatario a personalidades para ocupar los primeros cargos en el parlamento, es decir, los escaños de primer senador o primer plurinominal eran a invitación de Morales.

El vocal calificó como un hecho irregular y que merece una revisión desde el TSE la ausencia del Padrón Electoral de dos diputadas del MAS, porque dijo que el requisito para participar en cualquier proceso es el de estar registrado, ya sea como elector o como elegible.

“Es obligatorio que cualquier ciudadano debe estar inscrito en el Padrón, habría que revisar los dos casos que menciona, tenemos un reglamento de registro de candidaturas y ese reglamento estipula que los candidatos deben contar con un domicilio electoral, deben estar empadronados”, explicó.

Respecto de las expulsiones y los escaños que reclama el MAS, el vocal explicó que solo tuvieron conocimiento del caso del diputado, Rolando Cuellar, a quien la dirigencia expulsó de sus filas, pero existe un recurso ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) que no fue resuelto.

En marzo de 2022 en un ampliado nacional el MAS resolvió la expulsión del diputado Cuellar, por los descalificativos que lanzó contra Evo Morales. Sin embargo, el caso no prosperó y el diputado ahora es uno de los principales críticos del evismo.

En enero de 2023 ocurrió algo similar con seis diputados masistas a quienes se les acusó de deslealtad política.