Jhonny Aguilera: “Hay familias dedicadas al secuestro y al narcotráfico en Entre Ríos”

Son organizaciones criminales que han sido identificadas en la región del Chapare boliviano, como responsables de estos hechos, apuntó el viceministro de Régimen Interior, Jhonny Aguilera.

  • El viceministro de Régimen Interior y Policía, Jhonny Aguilera. | AFP
Fuente: Los Tiempos

 

El asesinato de Renso Zurita Vásquez, que fue acribillado frente a su familia en Entre Ríos, obligó al Ministerio de Gobierno y a la Policía Boliviana a realizar operativos simultáneos con el fin de desarticular las organizaciones criminales instaladas en esa región.



El viceministro de Régimen Interior y Policía, Jhonny Aguilera, en entrevista con Los Tiempos, informó sobre el resultado del operativo en el que se logró identificar a las familias que se dedican al narcotráfico y secuestro.

¿Cuáles son los resultados del despliegue policial en Entre Ríos? 

En principio, lo que hicimos es establecer una hipótesis que tiene como base una represalia por un secuestro previo relacionado con una disputa de organizaciones criminales. Esto ha motivado que tengamos como objetivos no solamente la identificación y la detención de los perpetradores, sino, sobre todo, desmantelar la red criminal y prevenir, por tanto, crímenes hacia adelante.

Esto ha permitido la identificación de cuatro personas que han sido señaladas como responsables de estos hechos, dos de las cuales en este momento ya se encuentran aprehendidas. Para esta labor, lo que hicimos es generar talento humano que ha sido trasladado desde La Paz y desde Santa Cruz, efectuando entrevistas, análisis, de hecho, yo diría forenses, y como consecuencia de eso es la identificación de estas personas.

Les decía que producto de estos testimonios se identificó a Vladimir Soruco Castro, a Reynaldo Soruco Castro, quienes ahora se encuentran arrestados, y a Iver Rolando Rengifo Mérida y a Ariel Villarroel Calle, quienes en algún momento habían sido ya puestos en conocimiento de la autoridad judicial, pero que por algunas circunstancias han sido liberados.

Ahora lo que nos toca es entender la importancia que tiene esta acción delictiva y la rápida acción que ha tenido el Estado de Bolivia, pues de manera inmediata, como le había comentado, ha trasladado talento humano, para generar no solamente transparencia, sino eficiencia en este proceso.

¿Cuáles son las causas del asesinato? 

Se trata desde nuestra perspectiva de pugnas por circunstancias criminales, unas dedicadas al narcotráfico y otras dedicadas al delito de secuestro extorsivo.

En algún momento, los señores de la familia del Ruso, así lo llamaban a él (Renso Zurita Vásquez ), habrían sido víctimas de secuestro extorsivo por parte de Rengifo y por parte de Villarroel, quienes ha sido identificados precisamente por estas víctimas secundarias de este hecho.

¿Qué se ha hecho? 

Lo que hemos hecho es, indudablemente, generar una recepción o un cúmulo de información para poder generar un proceso judicial que permita la sanción de estas personas y prevenir que este tipo de hechos se den en el futuro.

¿Quiénes integran estas familias y a qué se dedican? 

 Son organizaciones criminales que han sido identificadas acá, en la región del Chapare, como responsables de estos hechos. Son ciudades, vamos a llamar de tamaño intermedio, en la cual las comunidades fácilmente pueden discernir a qué actividades se dedican, actividades de agricultura, de comercio, de transporte, etc., o actividades delictivas.

Eso se permite deducir de las conversaciones que hemos tenido, inclusive de manera personal, que permite la desarticulación de estos dos clanes que, como le había comentado, están dedicadas a este tipo de delitos.

Son familias, desde nuestra perspectiva, dedicadas al secuestro extorsivo y al narcotráfico.

¿Estos tienen algún vínculo o relación con la banda de Nabor? 

Indudablemente. Nosotros creemos que están vinculados con Nabor López Herbas, quien se encuentra ahora mismo sometido a la detención preventiva en El Abra, lo mismo que sus hermanos, Romberto y Richard.

En tanto, que Alfredo Rengifo Mérida, que forma parte de esa agrupación como Mateo Rengifo Mérida, se encuentra libre. Y claro, lo que sí nos llaman la atención son los de la familia Villarroel, que pese a que se ha acumulado sustento, así lo entendemos, probatorio para demostrar que forma parte de una agrupación criminal, han sido liberados por el juez.

Entonces, ¿se podría decir que Nabor estaría operando o dirigiendo esta organización todavía desde la cárcel? 

Esa es una afirmación que puede resultar de la composición que han tenido las organizaciones criminales en el pasado. Nabor se ha dividido o se ha multiplicado, depende de cómo quiera entenderse, en cinco facciones independientes.

 Ahora, ¿cuáles van a ser las acciones que se van a tomar desde ahora en adelante para desarticular a estas otras bandas y también a los integrantes que todavía siguen libres? 

Tiene que haber una persecución penal efectiva, pero no solamente la responsabilidad es del Órgano Ejecutivo, sino también las entidades que les toca combatir este tipo de flagelos.

¿Estas organizaciones operan solamente en Entre Ríos o se han podido identificar otros municipios del trópico?

Fundamentalmente en Entre Ríos.