La Mamita del Socavón recorrerá el carnaval en el “Papamóvil”

Cabe resaltar que el modelo es icónico de Toyota, un vehículo 100% japonés

Estamos a pocos días de la festividad principal de Oruro para el mundo, nuestro fastuoso carnaval declarado patrimonio oral e intangible de la humanidad por la Unesco. Es por ello que se van limando detalles para mostrar la majestuosidad de la entrada folklórica más importante del país y donde se refleja la devoción a la Mamita del Socavón; ante esta situación, Toyosa no se ha mostrado indiferente y destinará el “Papamóvil” que usó Francisco I en su visita a Bolivia, para que ahora traslade a la Virgen del Socavón durante el sábado de peregrinación.



Cabe recordar que, año tras año, la costumbre marca que la emblemática imagen sale del Santuario del Socavón para ser la primera en recorrer todo el trayecto, denominado ahora camposanto, que horas más tarde verá derroche de fe, color, energía y alegría en la entrada.

En esta oportunidad la Virgen del Socavón será trasladada en un vehículo que fue parte de un momento trascendental para la historia de Bolivia, con la llegada del Papa Francisco a nuestra tierra en el año 2015. En aquel entonces, la concesionaria de los vehículos Toyota, habilitó dos Land Cruisers series 70 para que sean acondicionadas para la ocasión. Uno de los vehículos fue utilizado en su paso por La Paz y será el mismo que ahora estará presente en Oruro.

Cabe resaltar que el modelo es icónico de Toyota, un vehículo 100% japonés, que se ha convertido en el más longevo en producción, siendo además uno de los motores más poderosos que ofrece la marca con sus 4000cc y que es apto para todos los terrenos en el país, por más agrestes que estos sean; siendo que en el mundo es el modelo usado y certificado para las misiones humanitarias.

Todas las características del chasis indestructible de la Land Cruiser, que es de acero, además de todo el sistema de suspensión, le brindarán a la imagen de la Virgen del Socavón y al obispo de la diócesis de Oruro todas las garantías que se requieran.

El vehículo LC-70 fue acondicionado por mecánicos bolivianos de Toyosa, es de color blanco, lleva una tolva acrílica transparente, sin blindaje y que en su entonces, el actual Gerente Regional de El Alto destacó: «Cumplimos los estándares de calidad y seguridad (exigidos por el Vaticano)».

Fue tal la confianza de la Santa Sede en el vehículo que cuando Francisco llegó a Chile, pidió que este sea llevado al vecino país, donde su santidad pisó tres ciudades y en una de ellas; Iquique ya estaba esperándolo la movilidad acondicionada por Toyosa.