Un escándalo de presunta corrupción impacta en la campaña presidencial de Sheinbaum en México

«Creo que no es cierto», respondió López Obrador a la denuncia de la exdirectora de la Agencia Notimex, Sanjuana Martínez.

La periodista Sanjuana Martínez y la candidata presidencial Claudia Sheinbaum. Gettyimages.ru

Fuente: RT

 



 

La candidata presidencial de Morena en México, Claudia Sheinbaum, quedó envuelta en un escándalo luego de que la exdirectora de la desaparecida Agencia Notimex, Sanjuana Martínez, afirmara que funcionarios del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador la presionaron para financiar ilegalmente la campaña oficialista.

Martínez afirmó esta semana que el secretario del Trabajo, Marath Bolaños, condicionó la entrega de las liquidaciones que ella y decenas de trabajadores debían recibir por el cierre de Notimex, la agencia estatal de noticias.

El requisito, aseguró, era que entregaran a la campaña de Sheinbaum el 20 % de esos recursos, lo que es ilegal.

 

 

La exfuncionaria también involucró en las acusaciones a la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde; al vocero presidencial, Jesús Ramírez; y al presidente del Sistema Público de Radiodifusión, Jenaro Villamil.

En respuesta, el presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que no creía en Sanjuana, a quien designó y siempre apoyó incondicionalmente, hasta ahora.

«Creo que no es cierto», dijo durante una conferencia mañanera en la que afirmó que Sheinbaum, Alcalde y Bolaños son personas honestas e incorruptibles, y en la que también pidió que Martínez presente pruebas de sus dichos.

 

 

 

La exdirectora había asegurado que su única lealtad era con López Obrador, pero el presidente advirtió que esas son definiciones de la «vieja política» que rozan la abyección.

Sheinbaum, por su parte, negó la petición de sobornos. «Toda la vida luché contra el uso de recursos públicos, ¿y en campañas electorales cómo lo voy a hacer? Es absolutamente falso», dijo.

Pero el escándalo ya era imparable, puesto que dirigentes opositores exigieron una investigación del financiamiento de la campaña de la candidata que encabeza las encuestas rumbo a las presidenciales del 2 de junio.

 

 

 

Antecedentes

A principios de 2019, López Obrador designó como directora de la Agencia Notimex a Martínez, una periodista conocida por sus constantes polémicas.

En febrero de 2020, el sindicato de la empresa inició una huelga y denunció múltiples irregularidades en los manejos de la nueva directora.

El conflicto laboral duró casi cuatro años, durante los cuales, colectivos de derechos humanos documentaron la manera en la que Martínez impulsó una red de ataques cibernéticos contra los críticos de López Obrador o de ella misma. Hoy, es acusada de haber usado a la agencia para sus venganzas personales.

A fines del año pasado, sin que la huelga tuviera visos de solución, el presidente anunció el cierre definitivo de Notimex, un medio estatal creado en 1968 y que durante décadas fue la agencia latinoamericana más importante de la región.

 

 

 

 

Las indemnizaciones de los trabajadores se dividieron en dos grupos: el de los sindicalizados que habían participado en la larga huelga; y el de Martínez y quienes siguieron operando a su lado.

Pero la periodista quedó inconforme con los montos recibidos. Así lo hizo saber en dos artículos que publicó el lunes y martes de esta semana en el diario La Jornada y que tuvieron un impacto inmediato en la candidata oficialista.

«Durante meses, Marath (Bolaños, secretario del Trabajo) y su equipo se negaron de manera reiterada a darnos información sobre nuestras liquidaciones, hasta que finalmente nos dijeron que de las mismas teníamos que entregar 20 % para la campaña presidencial de Claudia Sheinbaum», afirmó, lo que fue desmentido por la dependencia.

 

Según la versión de Martínez, luego de negarse a pagar este soborno, las indemnizaciones para ella y su equipo se redujeron de 150 a 15 millones de pesos (de 8,3 millones de dólares a 883.000 dólares).

Por el contrario, afirmó, las liquidaciones para los trabajadores sindicalizados se «inflaron» de manera ilegal hasta los 256 millones de pesos (14.2 millones de dólares).

Controversia

Los artículos de Martínez tensaron por completo el clima electoral y evidenciaron las peleas que hay en el oficialismo alrededor de la candidata presidencial.

Desde la oposición, la candidata conservadora Xóchitl Gálvez exigió que el Instituto Nacional Electoral (INE) investigue los recursos utilizados por Sheinbaum. «Le diría a Claudia que no le saque, que juegue derecho, que ya basta de usar el dinero público para su campaña política«, señaló.

En el Congreso, diputados y senadores de los opositores Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), advirtieron que el caso debe esclarecerse debido a su gravedad, por lo que pidieron que Martínez presente de inmediato las pruebas de sus acusaciones ante la justicia.

La periodista, en tanto, también comenzó a actuar como opositora, ya que en sus redes sociales afirmó que desde el Gobierno le están pidiendo la «omertá», es decir que cese en sus acusaciones, pero no piensa obedecer.

Incluso comenzó a enfrentarse con López Obrador y aseguró que sus abogados ya tienen listas las demandas por las supuestas irregularidades en las indemnizaciones de Notimex.

Sin embargo, Adriana Urrea, exsecretaria general del sindicato y quien encabezó la huelga, desmintió a la exdirectora.

«Esos textos (…) están llenos de una mentira tras otra, jamás se nos pidió nada, lo único que siempre buscaron los funcionarios en esta última etapa fue dar por concluido el conflicto laboral en apego a la ley», afirmó.