Argentina y el FMI seguirán trabajando «por la estabilidad»

El organismo apoya el plan de ajuste del gobierno de Milei, pero pide negociar con la oposición y buscar sostenibilidad social.

Milei ha propuesto avanzar a un sistema de competencia de monedas, manteniendo el peso argentino, como paso previo a una dolarización de la economía.Imagen: Tobias Käufer

El ministro de Economía de Argentina, Luis Caputo, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, se reunieron en Brasil el miércoles (28.02.2024), en el marco de la cita de ministros de Finanzas del G20, y acordaron proseguir con los trabajos de los equipos técnicos con el objetivo de recuperar la estabilidad macroeconómica en el país sudamericano.

Según informaron fuentes oficiales, tras el encuentro Caputo afirmó que Georgieva «celebra y apoya las medidas y los resultados obtenidos» por el gobierno del ultraliberal Javier Milei quien, tras asumir en diciembre pasado, emprendió un severo ajuste fiscal con el objetivo de lograr superávit en las cuentas públicas este año.

«Los equipos continuarán trabajando en la mejor estrategia, para seguir apoyando los esfuerzos del país», dijo Caputo. El encuentro con Georgieva se da luego de que la semana pasada la primera subdirectora gerente del FMI, Gita Gopinath, visitara Argentina.

«Saludo los esfuerzos sostenidos de las autoridades argentinas para restaurar la estabilidad, apoyar a los más vulnerables y generar respaldo para las reformas», expresó a través de la red social X la directora gerente del Fondo al comentar sobre su reunión con Caputo este miércoles.

El gobierno del peronista Alberto Fernández (2019-2023) firmó un acuerdo con el FMI en marzo de 2022 para refinanciar la deuda contraída en 2018 durante el mandato del centroderechista Mauricio Macri (2015-2019) por unos 45.000 millones de dólares.

Un drástico ajuste

Milei ha dicho que el FMI está «dispuesto a acompañar» a Argentina en la posibilidad de pasar a otro tipo de programa con el organismo, el cual se alinearía con su idea de avanzar a un sistema de competencia de monedas, manteniendo el peso argentino, como paso previo a una dolarización de la economía.

El drástico ajuste emprendido por el gobierno se aplica en un contexto de elevadísima inflación, que ha minado el poder adquisitivo de los salarios, incrementando el nivel de pobreza y ahondado la pérdida de dinamismo de la actividad económica.

Tras concluir su visita a Argentina, Gopinath manifestó en un comunicado que las medidas del Ejecutivo de Milei «están empezando a dar frutos», pero matizó que el camino a seguir, es complicado.

Además, advirtió de que, «dados los costos de estabilización a corto plazo, son esenciales esfuerzos sostenidos para apoyar a los segmentos vulnerables de la población y preservar el valor real de la asistencia social y las pensiones, así como garantizar que la carga del ajuste no recaiga desproporcionadamente sobre las familias trabajadoras».

Como parte de su participación en la reunión del G20, Caputo se reunió también este miércoles con el comisario encargado de los Asuntos Económicos y Financieros de la Unión Europea, Paolo Gentiloni, y con sus pares de Francia, Bruno Le Maire, y de Italia, Giancarlo Giorgetti.

gs (efe, Clarín)