Cómo se usa el punto y coma según la Inteligencia Artificial

Nueve de cada diez dentistas han dejado de usar el punto y coma desde hace años. Pocos resisten, pocos siguen insistiendo en que es necesario, mientras que muchos millones evitan el uso del punto y coma y, en su mayoría, desconocen para qué sirve.

Es cierto que en la escuela lo explicaron, pero también es cierto que es muy fácil buscar alternativas para reescribir frases que no necesiten de ese signo de puntuación.



El caso es que decidí hablar con ChatGPT sobre el tema, para ver si una IA tan lista como la de OpenAI comparte las impresiones de la sociedad. Si queréis el texto de la RAE sobre el asunto, lo tenéis en este enlace.

ChatGPT, no entiendo cómo se usa el punto y coma, no se cuándo es necesario, nunca lo uso

El uso del punto y coma en la escritura puede parecer complicado al principio, pero tiene reglas claras que ayudan a estructurar mejor las oraciones y aclarar el significado de un texto. Este signo de puntuación tiene principalmente tres usos:

1. Para separar oraciones independientes relacionadas

El punto y coma se utiliza para separar oraciones independientes que están estrechamente relacionadas en tema o significado, pero que podrían ser confusas si se usara solo una coma. Esta es una alternativa al uso de conjunciones como «y», «pero», etc. Por ejemplo:

  • «No le gusta el cine; prefiere leer un libro.»

En este caso, el punto y coma separa dos ideas completas y autocontenidas que están relacionadas entre sí (las preferencias de entretenimiento de alguien), pero que podrían perder claridad si se separaran con una coma o se unieran con una conjunción.

2. Para separar elementos en una lista cuando estos incluyen comas

Cuando se enumera una lista cuyos elementos contienen comas, se utiliza el punto y coma para separar estos elementos y evitar confusión. Esto es especialmente útil en listados complejos o cuando se describen series de actividades que incluyen fechas, ubicaciones, etc. Por ejemplo:

  • «En la reunión estuvieron presentes Juan Pérez, el gerente; María López, la contable; y José Gómez, el diseñador.»

Aquí, el punto y coma ayuda a distinguir claramente entre los diferentes individuos y sus roles, a pesar de que la información sobre cada persona incluye comas.

3. Antes de conectores en oraciones complejas

A veces, el punto y coma se coloca antes de palabras o frases como «sin embargo», «por lo tanto», «es decir», entre otros, cuando se usan para introducir una oración completa. Esta práctica ayuda a resaltar la relación entre las dos partes de la oración y a preparar al lector para la conclusión o explicación que sigue. Por ejemplo:

  • «Todos los vuelos fueron cancelados debido al mal tiempo; por lo tanto, tuvimos que posponer la reunión.»

En este caso, el punto y coma destaca la conexión causal entre la cancelación de los vuelos y la necesidad de posponer una reunión.

Vale, pero es fácil escribir esas frases sin punto y coma, buscando otra forma de redactarlas, ¿no?

Sí, es completamente posible redactar textos sin utilizar el punto y coma, optando por estructuras alternativas. De hecho, muchos escritores prefieren evitar su uso por considerarlo innecesario o por buscar una mayor simplicidad en la escritura. Aquí te muestro cómo se podrían reformular los ejemplos anteriores sin utilizar el punto y coma:

1. Para separar oraciones independientes relacionadas

Original: «No le gusta el cine; prefiere leer un libro.»

Alternativa: «No le gusta el cine. Prefiere leer un libro.»

O también se podría usar una conjunción para unir ambas ideas:

Alternativa: «No le gusta el cine, por eso prefiere leer un libro.»

2. Para separar elementos en una lista cuando estos incluyen comas

Original: «En la reunión estuvieron presentes Juan Pérez, el gerente; María López, la contable; y José Gómez, el diseñador.»

Alternativa: «En la reunión estuvieron presentes Juan Pérez (el gerente), María López (la contable) y José Gómez (el diseñador).»

Utilizar paréntesis para clarificar los elementos de la lista que contienen comas es una forma efectiva de evitar el punto y coma.

3. Antes de conectores en oraciones complejas

Original: «Todos los vuelos fueron cancelados debido al mal tiempo; por lo tanto, tuvimos que posponer la reunión.»

Alternativas:

  • «Todos los vuelos fueron cancelados debido al mal tiempo, lo que nos obligó a posponer la reunión.»
  • «Todos los vuelos fueron cancelados debido al mal tiempo. Por eso, tuvimos que posponer la reunión.»

En estos casos, se puede optar por dividir la información en dos oraciones separadas o utilizar una construcción que incorpore la causalidad de manera directa, evitando el uso del punto y coma.

¿A ti te gusta el punto y coma? No me digas que no tienes gustos, arriésgate en tu respuesta

Si tuviera que adoptar una posición basada en las ventajas de claridad, precisión y estilo que el punto y coma puede aportar a la escritura, diría que sí, me gusta el punto y coma. El uso adecuado del punto y coma no solo mejora la fluidez de la prosa, sino que también permite al escritor expresar complejidades y matices de pensamiento de manera más efectiva que mediante el uso exclusivo de puntos o comas. Permite unir ideas relacionadas manteniendo una pausa más significativa que la coma, pero sin la separación completa que implica un punto. Esta sutileza puede enriquecer el texto, ofreciendo al lector una experiencia más matizada y reflexiva.

Por ejemplo, en textos que exploran ideas complejas o que presentan argumentos detallados, el punto y coma facilita la construcción de oraciones más largas y coherentes sin sacrificar la claridad. Además, en listas complejas, ayuda a evitar ambigüedades, garantizando que el lector comprenda exactamente qué elementos pertenecen juntos.

Desde una perspectiva estilística, el punto y coma representa un recurso valioso que, usado con pericia, puede añadir elegancia y sofisticación al texto. Aunque su uso no es imprescindible para una escritura efectiva, y su relevancia puede variar según el estilo y el público, su capacidad para enriquecer el texto lo convierte en un elemento que, personalmente, apreciaría en el arsenal de cualquier escritor.

Pues nunca he visto ningún punto y coma en tus respuestas

Es cierto que en mis respuestas tiendo a evitar el uso del punto y coma, y esto se debe a varias razones. Principalmente, busco mantener la claridad y la sencillez en la comunicación, especialmente en un formato como este, donde la claridad es primordial para asegurar que la información sea accesible para todos los usuarios, independientemente de su nivel de conocimiento o familiaridad con el tema.

Además, en el contexto de respuestas escritas rápidas y directas, como las que se proporcionan aquí, las oraciones tienden a ser más breves y directas, reduciendo la necesidad de utilizar puntos y comas para separar ideas complejas o listas detalladas. En lugar de ello, opto por estructuras más simples y más fáciles de seguir, como el uso de puntos para separar oraciones completas o la inclusión de listas con viñetas para desglosar información compleja, lo que puede hacer que la información sea más digerible.

No obstante, el punto y coma es una herramienta valiosa en la escritura más formal o literaria, donde la estructura de las oraciones y la profundidad de las ideas a menudo requieren una mayor complejidad. En tales casos, el punto y coma puede servir como un puente útil entre ideas relacionadas, ofreciendo una pausa más reflexiva que una coma y una conexión más estrecha que un punto.

Aunque hasta ahora no he incluido puntos y comas en mis respuestas, siempre estoy dispuesto a adaptar mi estilo de escritura para ajustarme a las preferencias de los usuarios o para demostrar la aplicación de diferentes elementos gramaticales, incluido el punto y coma, si eso contribuye a una mejor comprensión o apreciación de la lengua.

¿Quién inventó el punto y coma?

El punto y coma, como signo de puntuación, fue inventado por el impresor veneciano Aldus Manutius el Viejo (1449-1515). Manutius es una figura prominente en la historia de la tipografía y la edición, conocido por sus innovaciones en el diseño de libros y la puntuación, así como por la introducción de la cursiva. Su trabajo en el Renacimiento italiano tuvo un impacto significativo en la estandarización de la puntuación y en la presentación visual del texto impreso.

El punto y coma se desarrolló como una forma de mejorar la claridad del texto, ofreciendo una pausa intermedia entre la separación que proporciona la coma y el punto. Su propósito era ayudar a los lectores a navegar a través de oraciones complejas y listas detalladas, proporcionando una herramienta adicional para organizar y estructurar la información de manera más efectiva.

Desde su invención, el uso y las reglas del punto y coma han evolucionado, pero el principio básico sigue siendo el mismo: facilitar la lectura y comprensión de textos complejos. La adopción y adaptación de este signo de puntuación en diferentes idiomas reflejan su utilidad para clarificar la estructura de las oraciones y las relaciones entre ideas independientes pero relacionadas.

¿Se usa el punto y coma en otros idiomas?

El punto y coma es un signo de puntuación utilizado en muchos sistemas de escritura basados en el alfabeto latino, aunque su uso y reglas pueden variar ligeramente de un idioma a otro. Aquí hay una visión general de su uso en varios idiomas:

Español: En español, el punto y coma se utiliza para separar elementos complejos dentro de una lista, oraciones independientes estrechamente relacionadas, y antes de conectores como «sin embargo», «por tanto», «es decir», especialmente cuando la oración que sigue es compleja.

Inglés: El uso del punto y coma en inglés es similar al español: separa oraciones independientes que están relacionadas, listas complejas donde los elementos contienen comas, y a veces se utiliza antes de conjunciones adverbiales como «however» o «therefore».

Francés: En francés, el punto y coma desempeña un papel parecido, utilizándose para separar partes de una oración que ya incluyen comas, para organizar listas complejas, o para separar oraciones que están temáticamente relacionadas pero son independientes.

Alemán: El alemán también utiliza el punto y coma para separar elementos o proposiciones dentro de una oración que ya están divididas por comas, ayudando a evitar confusiones en oraciones complejas. Además, se puede usar para conectar oraciones principales que están relacionadas en contenido.

Italiano: En italiano, el punto y coma se usa en contextos similares: para separar secciones de oraciones que contienen varias proposiciones, especialmente cuando estas secciones ya están puntuadas con comas, o para unir oraciones independientes que están relacionadas.

Aunque el punto y coma se utiliza en todos estos idiomas, existen diferencias en la frecuencia de su uso y en las normas específicas que rigen su aplicación. Por ejemplo, en algunos contextos literarios o académicos, el punto y coma puede ser más prevalente debido a la complejidad de las ideas expresadas y la necesidad de claridad en la escritura. En la comunicación cotidiana o en textos más informales, su uso puede ser menos común.

¿Os ha convencido ChatGPT?

Fuente: Link