Doloroso último adiós a la madre e hija asesinadas en La Paz; ahora sus restos descansan en Cochabamba

María Lindaura Vega Jaldín y su hija Miranda Lucía Tejada fueron veladas por sus familiares en Cochabamba este domingo y horas después fue el entierro, a una semana de su asesinato

Fuente: Unitel

María Lindaura Vega Jaldín y su hija Miranda Lucía Tejada recibieron el último adiós de sus seres queridos este domingo en Cochabamba y en horas de la tarde las enterraron.}

Los cuerpos de ambas víctimas, que fueron asesinadas el pasado domingo, se trasladaron desde La Paz hasta la ciudad del Valle para que los familiares de esa región y quienes viven en el exterior del país participen del sepelio.



El entierro de la madre e hija se registró minutos después de las 16:00. Ambas mujeres fueron asesinadas el 4 de febrero por el hombre que era el inquilino y tomó un departamento de su propiedad en anticrético.

El hombre planeó el crimen en octubre de 2023 y con ayuda de un albañil las asesinó en su propia casa -según las pesquisas- por una deuda del anticrético. Después, el obrero llevó los restos hasta una comunidad del municipio de Viacha, en el departamento de La Paz.

Ambas víctimas estaban reportadas como desaparecidas y luego de días de búsqueda, la Policía halló ambos cuerpos en un río de esa región ubicada a 47 kilómetros de su casa

[Opinión – Dico Solis] / El sepelio de la madre y la hija asesinadas en La Paz

Una semana después sus restos son enterrados en un cementerio cochabambino en medio de mucho dolor.

María Lindaura había nacido en Cochabamba, pero en su adultez se fue a vivir a La Paz, donde tuvo una hija, Miranda Lucía.

Dos de los tres acusados de este atroz crimen fueron sentenciados el sábado. Ellos admitieron ser autores del doble asesinato y accedieron a un procedimiento abreviado en el que se determinó 30 años de cárcel.

El cómplice, hermano del albañil, fue enviado a la cárcel con detención preventiva mientras concluyan las investigaciones