El ministro de Defensa israelí dijo que los ultraortodoxos deberían servir en el Ejército

Yoav Gallant pidió a todos los miembros del gobierno que apoyen su propuesta de reforma

El ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant (Shachar Yurman/GPO/dpa)

El ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant (Shachar Yurman/GPO/dpa)



 

(Con información de AFP y EFE)

Fuente: infobae.com

El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, pidió a todos los miembros del gobierno que apoyen su propuesta de reforma para que los judíos ultraortodoxos también tengan que hacer el servicio militar obligatorio.

Desde el ataque de Hamas en suelo israelí del 7 de octubre del año pasado y la guerra de Israel contra el movimiento islamista palestino en la Franja de Gaza se ha intensificado el debate en Israel sobre esta cuestión.

Llevar juntos la carga del servicio militar ha sido un desafío nacional desde hace 75 años”, dijo el ministro de Defensa este miércoles en una conferencia de prensa en Tel Aviv, refiriéndose al año de la creación del Estado de Israel, 1948.

“Este desafío se presenta a nuestras puertas en tiempos de guerra, como no lo habíamos experimentado en 75 años. Por eso debemos ponernos de acuerdo y tomar decisiones como aún no hemos tomado en 75 años”, agregó.

En Israel, el servicio militar es obligatorio para hombres y mujeres, pero los ultraortodoxos pueden beneficiarse de exenciones que se justifican por el hecho de dedicarse todo el tiempo a estudiar los textos sagrados del judaísmo.

En su discurso, Gallant dijo que solo presentará al Parlamento una reforma del servicio militar si cuenta con el apoyo de “todos los partidos de la coalición” de gobierno.

Desde que empezó la guerra Israel llamó a filas a más de 300.000 reservistas.

Israel atacó infraestructura militar de Hamas y Hezbollah

El brazo armado de Hamas, las brigadas de Al Qasam, y el grupo chiíta libanés Hezbollah lanzaron sendos ataques este miércoles desde el Líbano contra Israel, cuyo Ejército respondió con fuego, en medio de la peor escalada en la frontera libanesa-israelí desde 2006.

En un comunicado vía Telegram, Hamas informó que las brigadas Al Qasam bombardearon desde el sur del Líbano “con dos salvas compuestas por 40 cohetes ‘Grad’” varias comunidades del norte de Israel, en respuesta “a las masacres sionistas contra civiles en la Franja de Gaza” y la muerte de milicianos en el sur del Líbano.

Por su parte, el Ejército israelí aseguró haber identificado tan solo unos diez cohetes disparados desde el Líbano, varios de ellos “interceptados con éxito” mientras que uno habría dañado un edificio en la localidad israelí de Kiryat Shmona.

En represalia, las Fuerzas Armadas de Israel atacaron con aviones de combate “una instalación de almacenamiento de armas de Hezbollah y estructuras militares en la zona de Ramyeh, en el sur del Líbano”, según un comunicado castrense, además de un ataque nocturno contra “un sitio de fabricación de armas” en el área de Khirbet Selm.

De su lado, Hezbollah se atribuyó tres ataques con cohetes contra Israel: uno contra soldados israelíes desplegados en las proximidades de Birkat Risha, otro contra el sitio de Al Samaqa, en los Altos del Golán, y otro contra la localidad de Al Ramtha.

El Ejército israelí confirmó que identificó “varios lanzamientos desde el Líbano hacia Israel”, algunos de los cuales cayeron en suelo libanés y el resto en zonas despobladas del territorio israelí, sin causar víctimas.

En represalia, el Ejército abrió fuego contra infraestructura militar de Hezbollah en las áreas de Al Saqi, Bint Jbeil, Yarine, Kafra, Seddiqine y Houla.