Empieza a descender el nivel del agua del río Acre tras inundación histórica en Cobija

Como nunca antes, 16 barrios fueron inundados y 920 familias fueron damnificadas en Cobija, según datos de la Alcaldía

El nivel del agua del río Acre, finalmente, empezó a descender después de haber provocado una inundación sin precedentes en poblaciones aledañas, como la ciudad de Cobija, capital del departamento de Pando.



Según reportes de distintos medios locales, este descenso comenzó a notarse, al menos en Cobija, desde el final de la tarde del miércoles y durante las primeras horas de este jueves fue más evidente.

El Gobierno Municipal de Cobija calificó el martes la situación de su región como una inundación histórica porque se superó el récord del año 2015 y se llegó a registrar, al menos hasta ese día, 15.83 metros en el nivel de agua del río Acre, según datos oficiales publicados por la Alcaldía.

Aunque luego, incluso, hubo reportes de que habría llegado a 17 metros. Sin embargo, la Gobernación de Pando informó que la estación principal del sistema de monitoreo del río Acre, instalado en Brasileia, “ha sido superada por el caudal del río” y debido a esa situación ya no se pudo contar con datos confiables de medición.

La alcaldesa de Cobija, Ana Lucia Reis visita un albergue /Foto: Alcaldía de Cobija

La alcaldesa de Cobija, Ana Lucia Reis visita un albergue /Foto: Alcaldía de Cobija​

Pero, ante el colapso del sistema electrónico de monitoreo en la frontera, también se optó por instalar un sistema de monitoreo manual.

Entretanto, por la magnitud de esta inundación, la Alcaldía de Cobija declaró el miércoles a su municipio como una “zona de desastre” y la alcaldesa Ana Lucia Reis dijo que no tienen condiciones para enfrentar ni la etapa post inundación.

“Nos sentimos muy mal. Necesitamos del apoyo de otras instituciones para tratar de recuperarnos”, afirmó Reis.

 Según datos de la Alcaldía, 920 familias fueron damnificadas, lo que significa que más de 3.600 personas están refugiadas en casas de sus familiares, amistades o en albergues.

“Porque hay barrios que nunca hubiéramos imaginado que se pudieran inundar, son 16 barrios inundados en Cobija, (antes) nunca pasábamos de cuatro a cinco barrios”, señaló.