Gobernador Quispe reaparece y culpa a la minería ilegal por inundaciones en el norte de La Paz

La autoridad departamental argumentó que enviaron diferentes notas al Gobierno nacional para que actúe contra los mineros ilegales, pero no fueron escuchados. 

imagen aleatoria
Santos Quispe, gobernador de La Paz. Foto: ANF

 

Fuente: ANF



La Paz, Bolivia, 27 de febrero del 2024. – Tras un tiempo de silencio por los estragos que causaron las lluvias, el gobernador de La Paz, Santos Quispe, culpó a la minería ilegal por las inundaciones en el norte del departamento de La Paz, región donde abundan cooperativas auríferas.

“(Sobre la minería ilegal), el Gobierno central tiene que tener más control; la AJAM (Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera) y el Ministerio de Minería. A nosotros (la Gobernación) no nos dan esa potestad de controlar. Yo sé que hay mucha minería ilegal y por eso son esos desastres que estamos viviendo, los ríos llevan muchas piedras que está ocasionando inundaciones en cada población, ahora Guanay está inundado”, declaró Quispe a la ANF.

La autoridad departamental argumentó que enviaron diferentes notas al Gobierno para que actúe contra los mineros ilegales, pero no fueron escuchados.

Tras los incendios forestales, que también azotaron al norte paceño en 2023, el gobernador de La Paz no salió con frecuencia para atender las emergencias por el temporal de lluvias. Este pasado fin de semana informó sobre el despliegue de maquinaria para el tramo carretero Santa Rosa – Mapiri, con el fin de dar viabilidad a la ruta que sufrió derrumbes y pérdida de plataforma.

Además, atendieron al municipio de Palca, donde los fuertes caudales del río derrumbaron el puente principal de esa localidad. Quispe informó que se trabajará en un nuevo proyecto de preinversión para subsanar ese tramo carretero.

En el norte de La Paz, medios locales reportaron el desborde del río Mapiri y provocó la inundación en la comunidad indígena Leco Candelaria.

Rodolfo Tarqui, representante de esa comunidad indígena, relató que en horas de la tarde del domingo pasado fueron rebasados por el fuerte caudal del río Mapiri; pese a que intentaron controlar el agua, fueron rebasados.

“Hemos corrido a auxiliar a los compañeros para sacar sus cositas, algunos han alcanzado, pero otros, no; así lo han dejado, porque no hubo tiempo. El agua ha entrado como embudo a toda la población, hemos tenido que movernos y algunos hasta sus animalitos no han podido sacar”, relató el dirigente a Radio Guanay.

La presidenta de Asociación de Gobiernos Autónomos Municipales del Departamento de La Paz (Agamdepaz), Neusa Coca, indicó que el norte de La Paz está completamente afectado por las riadas.

“Casi todo el norte paceño estamos en emergencia. Se nos inundó Guanay, está llegando a Teoponte. Lo que nos han informado es que está creciendo el río, está afectado a la producción agrícola”, señaló Coca.

El alcalde del Gobierno Autónomo Municipal de Guanay, Víctor Ticona, precisó que las riadas afectaron a 7.400 familias y existen 2.700 damnificadas de 45 comunidades, además 350 viviendas de adobe desplomadas.

Quispe sostuvo que, mientras los municipios no se declaren en desastre por emergencia de las riadas, la gobernación paceña no podrá hacer mucho porque actúan de acuerdo a protocolo y normativas departamentales; sin embargo, prometió que desplazará personal y maquinaria para emergencias.

La autoridad departamental acusó a los alcaldes por no actuar antes de las lluvias en trabajos de prevención para evitar las inundaciones por lluvias.

Lea también: Gobernador Quispe dice que atendió a 3 de 24 municipios en riesgo y pide a Arias que declare a La Paz en desastre