Justicia dispone nueva audiencia para el jueves 29 para guardaparques en Apolo

Los acusados lamentan que el Sernap no intervenga, tomando en cuenta que son servidores públicos y que sólo defendían el derecho ambiental en una población que es minera.

Los guardaparques Raúl Santa Cruz y Marcos Uzquiano, que fueron acusados por un minero. /Fuente: Cabildeo

Fuente: ANF

La jueza Jhaneth Espinoza determinó este martes una nueva audiencia para los guardaparques, Raúl Santa Cruz y Marcos Uzquiano, para el próximo jueves 29 de febrero, que se realizará en la población de Apolo, en La Paz. Al respecto, los guardianes de las áreas protegidas temen por su seguridad, debido a que ese municipio es principalmente minero



“Para mi personalmente es un ámbito inseguro, hostil, por los antecedentes que existen”, declaró Uzquiano, jefe de Protección de la Reserva de la Biosfera Estación Biológica del Beni y presidente de la Asociación Boliviana de Guardaparques, Agentes de Conservación (Abolac).

Este martes, se llevó a cabo una audiencia oral y virtual en el marco del proceso que interpuso el operador minero Ramiro Cuevas, por los presuntos delitos de difamación y calumnia en contra de Santa Cruz y Uzquiano. La jueza determinó que la próxima audiencia será en Apolo, un territorio cuya principal actividad es la minería aurífera.

Cuevas es un conocido actor minero que el pasado mes de marzo de 2023 ingresó de manera agresiva y autoritaria al Parque Nacional Madidi, una de las mayores reservas naturales del mundo, con el objetivo de explotar oro. Santa Cruz intentó impedir su ingreso, sin éxito, pero fue amenazado y amedrentado. Ahora enfrenta un proceso judicial

Uzquiano está en la misma situación, “es la primera vez que me veo expuesto por el simple hecho de pedir auxilio y apoyar a mi compañero guardaparque”, sostuvo, tras la audiencia virtual. Él, en ese momento, no estaba en el Madidi, lanzó un mensaje en redes sociales denunciando el hecho y pidiendo ayuda, aclaró que no usó los nombres del minero, sino sus iniciales. 

El Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) se ha mantenido al margen del proceso, por considerar que la demanda es «privada” y de carácter personal, no obstante, ambos son servidores públicos, funcionarios de esa entidad y, cuando Santa Cruz se enfrentó al minero lo hizo en su condición de guardaparque. De la misma manera, Uzquiano actuó de forma solidaria ante el peligro y riesgo en la seguridad de sus compañeros del Madidi.

Sin embargo, el Sernap hasta la fecha no ha expresado su apoyo material de respaldo a ambos guardaparques, Uzquiano dijo que “no cuentan con una acción directa” de su institución, lo que es más complejo todavía porque incluso para asistir a las audiencias deben pedir permiso.

Lamentó que al declararse como un delito de “acción privada”, ahora corresponderá que ellos sigan asumiendo su defensa de manera personal, por esa razón tendrán que correr no solo con los gastos de trasladarse hasta Apolo, sino de tener que cubrir los costos del proceso.

El guardaparque dijo que se trata de un proceso injusto por defender un patrimonio natural, “estamos defendiendo el derecho ambiental”, sostuvo.