Hoy, en el puente Viaducto de Cochabamba, organizaciones sociales afines a Evo Morales tomaron como medida de presión radical la crucifixión para exigir la renuncia de magistrados y las elecciones judiciales inmediatas.



“Ya que no somos escuchados por los ex magistrados ni por el gobierno traidor, nos vemos forzados a tomar esta drástica medida”, declaró un dirigente a Radio Kawsachun Coca.

Además, advirtieron al presidente Luis Arce: “Después de esta crisis económica y jurídica el pueblo nunca va a votar por usted, no va a volver a ser presidente”.

“Hoy son cinco los compañeros crucificados, esperamos que en las próximas jornadas se sumen más”, declaró otro de los dirigentes.

Asimismo, comunicaron que para próximas jornadas no descartan la huelga de hambre en caso de no ver realizadas sus demandas.

El ala evista propicia un bloqueo de carreteras desde el pasado 22 de enero en demanda de la renuncia de los magistrados y consejeros prorrogados y en pedido de elecciones judiciales inmediatas.