Un casero fue el último en ver con vida al hombre acusado de disparar a otro en un banco

El casero contó que el hombre le pidió la llave del inmueble para usar el baño y no volvió a salir.

El vehículo del hombre que disparó a otra persona en un banco de Santa Cruz fue abandonado. Imagen de archivo.
Fuente: Red Uno

Continúa la investigación sobre la muerte del principal sospechoso de haber disparado a otra persona en una entidad financiera el fin de semana en Santa Cruz de la Sierra.

Según las indagaciones, el sujeto se trasladó hasta una propiedad en Santa Cruz y un casero fue el último en verlo con vida.



«Es una propiedad que, por la delicadeza la investigación, no puedo profundizar la ubicación para no perjudicar. El fiscal toma conocimiento de que hay un casero en la propiedad, que es quien le abre la puerta a esta persona que hoy que ha fallecido, el señor (Luis Jorge) Martínez, y él ingresa. Él le dice: ‘préstame la llave del cuarto, voy a entrar un rato, necesito utilizar el sanitario’. Entonces, el casero dice: ‘bueno, entonces yo voy a hacer mis quehaceres, nomás'», detalló Roger Mariaca, fiscal departamental de Santa Cruz.

La propiedad pertenecería a un familiar cercano del occiso.

«Él seguramente conocía ese lugar, iba de vez en cuando con la familia. Entonces, (Martínez) llega, el casero le da la llave, ingresa a la propiedad y el casero continúa haciendo sus cosas, como lo hace todos los días, porque estamos hablando de una propiedad en la cual los trabajadores mayormente acostumbran a limpiar y realizar labores de campo», agregó Mariaca, en entrevista con Que No Me Pierda.

Posteriormente, el casero se da cuenta de que el hombre ya no hace ningún ruido y lo ve como una señal de alarma.

«Este señor le habla insistentemente y, primeramente, lo que él manifiesta es que sí le contesta, pero después ya no contestó. El casero comienza a hacer llamadas a los familiares del señor Martínez y les comenta lo que está pasando, que es que él ya no contestaba en el lugar que se encontraba. Entonces, le autorizan al casero que rompa la chapa, la ventana o lo que tenga que hacer para entrar y verificar qué pasó con el señor Martínez», detalló el fiscal.

Hasta eso, llegaron al lugar familiares e incluso amigos de Martínez y «se dan cuenta de que se habría quitado la vida».

«El casero coadyuva dentro de la investigación, manifiesta todo lo que él sabe, cómo y en qué vehículo llega. Él llega solo en un taxi. Entonces se está haciendo el trabajo de revisar las cámaras que puedan haber por el lugar, porque no hay cámaras cercanas. Queremos ver el trayecto de cuando él deja la camioneta en la cual supuestamente estaba para irse ya en un vehículo motorizado, llámese un taxi, hasta el lugar donde supuestamente decide quitarse la vida», complementó Mariaca.

Según el fiscal, se trata de una investigación compleja y que el Ministerio Público tiene la obligación de «realizar toda diligencia necesaria».