A consecuencia de las inundaciones, riadas y granizadas en el país, el Gobierno reportó que solo el 7% de los cultivos se vieron afectados.

El viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Álvaro Mollinedo, informó que son más de 4.500 hectáreas (ha) afectadas. Por granizada suman 3.557 ha, por riadas 1.551 ha de cultivos y por inundación 397 ha.

“Por estas inclemencias del tiempo, las inundaciones a todas las zonas de cultivos llegarían al 1% (de cultivos afectados), las riadas al 2% de los cultivos y las granizadas han afectado casi al 4% de las zonas”, detalló en conferencia.

Entre los cultivos afectado por los efectos climáticos están el maíz, la papa, el plátano, la naranja, la cebada, la alfalfa, el cacao, el café y el haba, dijo Mollinedo.

No obstante, dijo que, pese a las intensas precipitaciones, algunos municipios en Santa Cruz, Cochabamba, Chuquisaca, Tarija y Potosí, no sufrieron afectaciones porque requerían del líquido elemento porque atravesaban una etapa de sequía.

“Quiero recalcar que estas zonas de cultivos algunas necesitaban agua, ahora ya tenemos en algunos casos a causa de las lluvias han sido afectados los cultivos”, explicó.

Para atender las afectaciones, Mollinedo pidió a las autoridades municipales emitir la alerta de emergencia o declararse en desastre para que el Gobierno, a través del plan “Agua para la vida, agua para la producción”, apoye con recursos económicos para atender las situaciones críticas.

“El presidente Luis Arce aprobó un presupuesto de 127 millones de bolivianos que está vigente, activo, solamente nosotros esperamos que los municipios que sean afectados por inundaciones, granizadas y riadas activen de una vez su plan de emergencia o su declaratoria de desastre y con esto nosotros podremos atender”, añadió.