Gana dinero con canales en Telegram. Pros y contras de la solución propuesta

Telegram se ha consolidado como una de las plataformas de mensajería más utilizadas a nivel mundial. No obstante, su evolución no se detiene en la comunicación instantánea. Recientemente, su fundador, Pavel Durov, anunció una novedad que promete cambiar el juego para los creadores de contenido dentro de la plataforma: la introducción de una plataforma de publicidad que permitirá a los propietarios de canales recibir recompensas económicas. Lo más interesante de esta iniciativa es que las recompensas se pagarán utilizando toncoin, una criptomoneda que opera en la blockchain TON.

Esta decisión no solo abre nuevas avenidas para la monetización de contenido, sino que también subraya el compromiso de Telegram con la innovación tecnológica y la economía digital. La plataforma, que ya cuenta con más de 800 millones de usuarios activos mensuales, se adentra así en el terreno de la monetización de contenidos, siguiendo los pasos de gigantes como YouTube y X (anteriormente Twitter), aunque con un enfoque distintivo que incluye el uso de criptomonedas.



Un modelo de monetización único

Lo que hace particularmente atractiva esta nueva función es que permite a los propietarios de canales obtener el 50% de los ingresos generados por la visualización de anuncios en sus canales. Este modelo de reparto de ingresos se destaca por su generosidad y por su enfoque en empoderar a los creadores de contenido. A diferencia de otras plataformas, donde la monetización puede verse como un laberinto de políticas y restricciones, Telegram promete un proceso simplificado y transparente.

La elección de toncoin como moneda de transacción no es casual. Al operar en la blockchain TON, se asegura una rapidez y seguridad en los pagos y retiros que son esenciales en el dinámico mundo de la creación de contenido digital. Además, esta elección refleja un voto de confianza en el potencial de las criptomonedas para facilitar transacciones económicas de manera eficiente y descentralizada.

Un futuro prometedor, pero equilibrado

No obstante, la introducción de este modelo de monetización ha suscitado preguntas, especialmente en lo que respecta a la concentración de toncoin. Ante esto, Durov ha sido rápido en ofrecer soluciones, prometiendo limitar la participación de Telegram en toncoin al 10% del suministro. La venta de excedentes a inversores a largo plazo, bajo un esquema de bloqueo y adjudicación, busca no solo mitigar preocupaciones sobre la centralización sino también estabilizar el ecosistema de TON y reducir la volatilidad.

Este enfoque considerado subraya el compromiso de Telegram no solo con el éxito económico de su plataforma sino también con el mantenimiento de un ecosistema digital saludable y descentralizado. Es un recordatorio de que, en el mundo de la tecnología y la criptomoneda, la innovación debe ir de la mano con la responsabilidad.

En mi opinión, esta iniciativa de Telegram representa un paso adelante significativo en cómo las plataformas digitales pueden ofrecer valor real a sus usuarios más allá del servicio básico de comunicación. Abre un nuevo capítulo para los creadores de contenido que buscan monetizar su trabajo de manera justa y transparente, y todo indica que estamos ante el nacimiento de una nueva era en la economía de contenido digital.

Fuente: Link