La Policía rescató la madrugada de este domingo a 66 animales, entre domésticos y silvestres, de la feria 16 de Julio, en El Alto, y aprehendió a cuatro personas que serán acusadas de tratos crueles y biocidio.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, informó que el operativo se realizó en la avenida Juan Pablo II; donde se ubican los ambulantes que no cuentan con permiso para comercializar los animales.

“Llama la atención que estas personas que se dedican a esto (venta de animales) ya no lo hacen al interior de la feria; sino en lugares externos. Se están realizando los cuidados por Pofoma y hay cuatro personas arrestadas; porque algunos de los animalitos estaban sufriendo tratos crueles y eran destinados a la comercialización”, explicó Ríos.

La autoridad dijo que el operativo se ejecutó en cumplimiento con normas municipales y la Ley 700; para la Defensa de los Animales Contra Actos de Crueldad y Maltrato.

Animales

Asimismo, explicó que los aprehendidos serán remitidos al Ministerio Público que valorará los antecedentes y determinará las sanciones.

Respecto a los animales, Ríos indicó que serán llevado a la dirección nacional de la Policía Forestal y de Preservación del Medio Ambiente (Pofoma); donde serán evaluados por un médico veterinario y luego puestos en adopción.

La Razón publicó el 18 de febrero un reportaje sobre el crecimiento del sector de venta de mascotas en la feria 16 de Julio.

La nota explica que, lejos de desaparecer, el negocio crece e incluso hay “mascotas a la carta”. Los animales se venden en la avenida Juan Pablo II; donde abundan ambulantes sin autorización y en la avenida Arturo Valle, dentro de la feria; donde dos asociaciones comercializan las mascotas con autorización municipal.

En esa publicación, Pofoma adelantó que planificaba una intervención con apoyo del Comando Departamental de la Policía para verificar tratos crueles en la feria.