Montero Hoyos: No existen defensivos en el Río Grande y la Alcaldía cruceña apunta al Searpi

Tras la alerta de posible desborde del río Grande la Alcaldía cruceña indicó que no hay defensivos y que el Searpi debe realizar el proyecto y la construcción de los mismos.

[José Elio Alba. ] / Río Grande, en Montero Hoyos.
Fuente: Unitel

 



 

Luego de que los vecinos de la zona de Montero Hoyos, en Santa Cruz, pidieran un mantenimiento a los defensivos del Río Grande, por una crecida que registró tras las lluvias, desde la Alcaldía cruceña indicaron que no hay defensivos en el lugar y que la construcción de los mismos es tuición del Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi), pero desde el inicio de gestión no recibieron proyectos.

El secretario municipal de Obras Públicas, Sergio Luna, explicó que la construcción de los defensivos en el río Grande no es tuición de la Alcaldía cruceña, sino del Searpi, de quien no recibieron proyectos pese a las cartas enviadas desde el inicio de la gestión.

“No hay, podemos hacer un recorrido, creo que antes había, pero eso es hace muchos años. Ellos dicen que es competencia de la Alcaldía y nosotros mantenemos nuestra jurisdicción. La unidad especializada en realizar estos trabajos es el Searpi, ellos tienen que pasarnos proyectos a nosotros y entregárnoslos, para que nosotros mantengamos y evitemos inundaciones”, sostuvo Luna.

El secretario aclaró que desde el Searpi no recibieron ninguna nota, convenio o proyecto para la construcción de los defensivos y que, tras la reunión con el gobernador en ejercicio, Mario Aguilera, pactaron la instalación de mesas de trabajo para proyectar la edificación de los defensivos.

“En esta semana vamos a tener trabajo con secretarías para paliar este tipo de problemas que antes no eran viables, pero ahora le daremos prioridad”, explicó el secretario de la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra.

Posible inundación

Los vecinos de la zona de Montero Hoyos instalaron una vigilia ya que el nivel del río Grande llegó al tope del dique de contención y generó alarma por una posible inundación en lugares que está habitado.

Son más de 300 las familias que viven en comunidades aledañas por lo que esperan se realicen trabajos para evitar el ingreso del agua.