Politólogo: Bolivia no es un Estado democrático porque el Gobierno está anulando a la ALP

La decisión de proscribir y anular a la representación ciudadana expresada en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) tiene como fundamento consolidar un “Estado autoritario”, un “Estado inconstitucional de no derecho y eso es analogía de una dictadura”, afirma Pareja

imagen aleatoria
Agresiones en la Cámara de Diputados. Foto: ANF

 

La Paz, 1 de marzo de 2024 (ANF).- El analista político Franklin Pareja aseguró que Bolivia no es un Estado democrático porque el Gobierno está “proscribiendo y anulando” a la Asamblea Legislativa por mantener a “magistrados apócrifos”, para garantizar la viabilidad política del presidente Luis Arce.



La disputa está concentrada en la Cámara de Diputados, la “manzana de la discordia” está relacionada a cesar de sus funciones a los “magistrados apócrifos” como establece la Constitución Política del Estado.

Mantener a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, Tribunal Agroambiental, Tribunal Constitucional Plurinacional y Consejo de la Magistratura es “innegociable e irrenunciable” para el gobierno de Luis Arce, sostiene Pareja.

Argumenta que la administración gubernamental está dispuesta a todo para lograrlo, “si tienen que meter a sus organizaciones sociales para hostigar, si tienen que cerrar la Asamblea Legislativa Plurinacional, lo van a hacer”, por mantener a los magistrados y en particular el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) porque es su “única carta de poder”:

Si pierde esta batalla para la mantención de sus magistrados apócrifos, perderían su viabilidad política, por eso toda esta disputa, todo esto es por mantener el estatus quo del sistema judicial de controlar el extra poder que es el Tribunal Constitucional Plurinacional”, afirmó.

En su análisis, la ruta que está asumiendo el gobierno es porque no tiene mayoría legislativa, tampoco apoyo popular, no tiene apoyo del MAS y el respaldo de las organizaciones sociales es prebendal, pero además, administra un momento económico extremadamente frágil.

“En el campo político está derrotado, en su partido está prácticamente proscrito”, comenta Pareja. Pero, además, afirma que tiene al frente a un “actor letal” como es Evo Morales que ha demostrado que tiene capacidad de movilización y desestabilización al gobierno de Arce.

Hacia un Estado autoritario

Pareja manifestó que la decisión de proscribir y anular a la representación ciudadana expresada en la ALP tiene como fundamento consolidar un “Estado autoritario”, un “Estado inconstitucional de no derecho y eso es analogía de una dictadura”.

Añadió que el gobierno ya no puede disimular para que la Asamblea apruebe mediante el secuestro y a golpes las normas de su interés. “Bolivia ha dejado de ser un estado democrático porque están anulan el espacio de la representación. Es gravísimo lo que pasa”, sostuvo.

Asimismo, manifestó que esto tiene que ver con “la destrucción de la institucionalidad constitucional que es el fundamento de la institucionalidad democrática. Para que un estado funcione democráticamente tiene que tener institucionalidad”.

Un proceso de deterioro que empezó en el gobierno de Evo Morales, sin embargo, cree que “este gobierno es una versión recargada de la anulación de la institucionalidad constitucional. Antes nunca había habido prorrogados, apócrifas, sin mandato popular”, comentó.

Pareja hizo el análisis para la ANF tras los enfrentamientos verbales y físicos que se han producido en la Cámara de Diputados en las últimas sesiones, producto de que la oposición exige tratar y aprobar los proyectos de ley antiprórroga (073 y 075) de los magistrados prorrogados y el oficialismo ha decidido contra todo aprobar los proyectos del ámbito económico».