Biólogos bolivianos descubren una nueva especie de piraña en el Amazonas

Biólogos bolivianos de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) descubrieron una nueva especie de pez piraña.

Biólogos bolivianos descubren una nueva especie de piraña en el Amazonas. Foto: Red Uno

Fuente: Red Uno

 



 

Cochabamba, Bolivia.-

Biólogos bolivianos descubrieron una nueva especie de pez piraña en el Amazonas. La investigación se realizó por el lapso de tres años y estuvo a cargo de Flavio Gallo Cardozo, Matías Careaga, Mabel Maldonado y Fernando Carvajal, de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS).

La nueva especie fue bautizada con el nombre de Serrasalmus Magallanesi, nombre en homenaje a Frank Magallanes, un destacable investigador de pirañas, de origen brasileño, fallecido en 2022.

“El nombre fue otorgado en homenaje a un investigador de pirañas Frank Magallanes, quien falleció el pasado 2022”, dio a conocer el biólogo Flavio Gallo.

El descubrimiento se dio a conocer el pasado 28 de marzo, fecha en que la revista Journal of Ichthyology publicó la investigación, que es el último requisito para que un hallazgo de esta naturaleza sea reconocido en el ámbito científico.

Biólogos bolivianos descubren una nueva especie de piraña en el Amazonas. Foto: Red Uno

 

Piraña “Serrasalmus Magallanesi”

Entre las características que resaltan de esta nueva especie es una medialuna negra acompaña la forma de la cola de la piraña S. Magallanesi especie que convive con otras siete ya descritas, en la cuenca del río Amazonas, principalmente entre Pando, Beni y Santa Cruz, aunque se estima que también está presente en algunas regiones de Brasil.

Este pez mide de adulto entre 18 y 20 centímetros, en vida tiene un color blanquecino plateado, y en la aleta anal un rojo intenso, esta especie se puede encontrar nadando por los ríos Madeira, Ichilo, Manuripi y Paraguá, entre otros, en Bolivia.

Biólogos bolivianos descubren una nueva especie de piraña en el Amazonas. Foto: Red Uno

 

En la zona amazónica, los lugareños llaman a este pez bajo el denominativo de “Palometa”, siendo registrado en los libros de biología a nivel mundial.

“El proceso fue largo y minucioso, y empezó con la colección de individuos en Beni, para analizarlos en los laboratorios de la universidad, en Cochabamba. La idea surgió a partir de una observación que hizo Fernando Carvajal, en una incursión en los ríos de ese departamento y vio a este pez, que parecía diferente a otros conocidos”, remarcó Gallo.

La investigación y viajes fueron financiados por un proyecto “Peces para la Vida I y II”, otros análisis dentro la UMSS se realizó con ingresos propios.