Los escombros de las construcciones no son necesariamente basura. Una planta de la Alcaldía de La Paz se ha activado para recibir estos residuos, procesarlos y reciclarlos para volver a aprovecharlos. El objetivo es que estos materiales no se desechen en ríos u otros sitios donde causen problemas.

“Esta planta reutiliza los residuos de escombros y demolición, convirtiéndolos en materiales útiles para mejorar nuestra ciudad. Pedimos a todos los constructores a que no desechen estos materiales en lugares inapropiados, como los ríos, ya que esto causa graves problemas en su curso”, informó el secretario municipal de Gestión Ambiental, José Eduardo Galindo.

La Planta de Residuos de Construcción y Demolición tiene capacidad de procesar alrededor de 60 toneladas diarias. Desechos de materiales como cemento, hierro y ladrillo son aprovechados para generar materiales certificados que son usados por la municipalidad para otros trabajos. Tal es el caso del pavimentado que hizo en alrededores del Cementerio General, en el que se usaron adoquines producidos por esta planta, de acuerdo con información edil.

“Lo que hace la planta es reciclar y chancar, en diferentes diámetros y los reutilizamos, estos adoquines o losetas son reutilizados, un ejemplo es que han sido utilizados en el Cementerio General, se ha pavimentado todo eso. Las calles se las ha puesto con este material de muy alta calidad, certificados por laboratorios en cuanto a su dureza. Se los utiliza como cama también cuando se hace algún tipo de alcantarillado. El material que salió mucho más fino y además certificado ha ido a la plaza Abaroa”, indicó Galindo.

La Alcaldía informó que para coordinar esta disposición de residuos se puede comunicar con la línea 69898199.