En medio de la preocupación en Santa Cruz, el Ministerio de Salud empezó ya los preparativos para la campaña nacional de vacunación contra la influenza. Para ello se gestionan al menos 2,4 millones de dosis, las cuales irán con prioridad a las poblaciones más vulnerables a esta enfermedad.

“Estamos en proceso de que nos lleguen las mismas, más de 2,4 millones de dosis que van a estar destinadas a estas poblaciones vulnerables: mayores de 60 (años), personas con enfermedades de base, niños de seis a 10 años; hay pediátrica y adulta”, informó el viceministro de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional, Max Enríquez.

La vacuna contra la influenza es de aplicación anual y está prevista por lo regular en campañas previas al invierno, por ser esta temporada la más alta en cuanto a contagios de infecciones respiratorias. En La Razón Radio, el viceministro adelantó que se prevé que la inmunización se realice desde este mes.

La población está a la expectativa de la disponibilidad de las vacunas. “Vamos a tener esto, como la anterior gestión que hemos realizado; tenemos una campaña de vacunación previa al invierno y es para eso que estamos preparándonos”, indicó Enríquez.

INFLUENZA

En cada región, los gobiernos subnacionales aguardan la dotación del Ministerio de Salud para empezar sus campañas. La preocupación es principalmente en Santa Cruz, donde se ha registrado una importante cantidad de casos.

Esto llevó a las autoridades de este departamento a tomar recaudos, mientras esperan las dosis. Esta semana, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) sostuvo una reunión con la Dirección Departamental de Educación (DDE) para coordinar acciones de prevención en las unidades educativas.

“Hemos estado muy preocupados con la subida abrupta de los casos de influenza y, sobre todo, en los niños. Entonces sabemos que las unidades educativas llevan un plan muy importante y queremos que Educación nos ayude, sobre todo, en los filtros en las unidades educativas, pero también las (medidas) de bioseguridad, como hemos hablado, que son el barbijo, el lavado de manos, el alcohol en gel; los puntos de entrada en los colegios, que puedan ser los niños vistos si tienen alguna sintomatología, puedan volver a la casa”, indicó el director del Sedes Santa Cruz, Jaime Bilbao.

VACUNAS

La región permanece en apronte ante este brote, que Salud calificó de inusual. Enríquez ve un descenso en la cantidad de casos.

“Después de dos semanas de un incremento que hemos llegado a más de 280 casos, para la semana (epidemiológica) 13 han reducido a 160 casos; entonces ya estamos viendo que hay una disminución de los mismos, por estas medidas que están asumiéndose”, indicó Enríquez.

De momento, las autoridades sanitarias recomiendan reforzar las medidas de bioseguridad, como el uso de barbijo y el lavado de manos, además de no enviar al colegio a los estudiantes con síntomas de infecciones respiratorias.