El viceministro de Coordinación Gubernamental, Gustavo Torrico, cuestionó la propuesta del expresidente y líder del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, quien retó al presidente Luis Arce a competir en elecciones primarias internas para elegir al candidato del partido para los comicios del 2025.

El funcionario gubernamental consideró que, en función de las decisiones judiciales y las internas del MAS, ni Arce ni Morales tienen posibilidades de ser candidatos.

“Como estamos ahora, ninguno de los dos, porque, como digo, nos robaron nuestra antigüedad, Lucho (Arce) no tiene los años que dice el estatuto. Estamos inscritos, supuestamente, desde el 2018. Por lo tanto, tenemos recién cinco años; necesitamos 10 (…), y Evo no está por la resolución constitucional 1010 (NdR: Sentencia Constitucional)”, cuestionó en conferencia de prensa.

Sentencia

Luego de conocerse la propuesta de Morales, varias figuras del oficialismo se opusieron a esta idea y la calificaron como impensable debido a que el expresidente se encuentra inhabilitado.

En diciembre de 2023, el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) emitió la sentencia Constitucional 1010/2023, que establece que la reelección no es un derecho humano.

Ante este rechazo a primarias entre Arce y Molares, el ala evista, de la mano de Leonardo Loza, denunció que Arce no cumple con los 10 años de militancia para estar habilitado como candidato.

Estatuto

El parágrafo dos del artículo 64 del estatuto del MAS establece que el candidato presidencial “deberá contar con diez (10) años de antigüedad y una trayectoria intachable como militante del MAS-IPSP.”

Dicho estatuto entró en vigencia el 22 de septiembre de 2021. Arce ya había recorrido 10 meses de su gobierno y la crisis interna del MAS arreciaba.

Torrico consideró que, si les “devuelven” su antigüedad, Arce podría ser candidato. Pese a que por el momento no oficializó su intención de repostularse a la presidencia.

“Lucho, en ningún momento ha dicho que es candidato; ni nosotros hemos dicho que es candidato”, recalcó.

Además, Torrico afirmó que no existen garantías de que Morales cumpla con su palabra, debido a que en el referéndum de 2016 (21F) afirmó que se haría a un lado si es que lo perdía; pero al final desconoció los resultados.

Entonces, la votación del No a la modificación de la Constitución para una segunda repostulación presidencial ganó con el 51,3% de los votos, frente al 48,7% del Sí.

Morales, por su parte, afirmó que, si pierde, tendrá que hacer campaña por Arce y espera que él haga lo mismo en caso de derrota. Enfatizó en la importancia de respetar los resultados.