Congreso de unidad propuesto por Evo “es un falso discurso”, dice Alcón, que pide no arriesgar la personería jurídica del MAS

El líder del MAS, Evo Morales, sostuvo que ante la coyuntura que atraviesa el partido azul urge realizar un “congreso de unidad con la debida legalidad y legitimidad”.

Fuente: Unitel/Bolivia Tv

Un Congreso de unidad como el que propuso Evo Morales “es un falso discurso”, enfatizó este viernes la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, al recordar que el líder del Movimiento Al Socialismo (MAS) y expresidente del Estado boliviano, “nunca” dio una respuesta a las invitaciones hechas por sectores sociales que no están alineados con su bloque y que, desde el Gobierno, son reconocidos como los “dueños” del instrumento político.



$output.data

[/ Foto: ABI] / Gabriela Alcón, viceministra de Comunicación

De parte de las organizaciones sociales, ustedes han visto, se ha invitado a la dirección nacional del MAS, se ha invitado al compañero Morales en reiteradas oportunidades con cartas notariadas, ahí se refleja de verdad quién está buscando la unidad”, dijo Alcón.

La viceministra consideró que en el MAS hay que ser consecuente y sus militantes y líderes deben actuar y demostrar con hechos lo que se expresa en palabras.

Las declaraciones de la autoridad del Gobierno se dan en medio de un contexto en el que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) rechazó el aval al congreso desarrollado en El Alto del 3 al 5 de mayo.

En la resolución 195/2024 el órgano establece que se evidenciaron “observaciones insubsanables” que determinaron su invalidación, entre ellas la ausencia de Morales.

El líder del MAS sostuvo que ante la coyuntura que atraviesa el partido azul urge realizar un “congreso de unidad con la debida legalidad y legitimidad” después que “el TSE rechazó la reunión oficialista en El Alto por incumplir requisitos y procedimientos legales”.

Alcón, por su parte, hizo un llamado a la reflexión a los líderes evistas y les exhortó a “que piensen, como están señalando nuestras organizaciones sociales”, a no “arriesgar” la personería jurídica del MAS.