El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, cuestionó la decisión judicial que permitió la liberación de Néstor Alfonso Vergara, alias ‘Cody’, tercer hombre de confianza del narcotraficante uruguayo Sebastián Marset.

“Administradores de la justicia boliviana en Santa Cruz primero retiraron al Ministerio de Gobierno como parte de este proceso (caso Marset) tan importante para el pueblo boliviano (…); de manera inmediata empiezan a liberar a todos y cada uno de los involucrados de esta organización criminal”, criticó en conferencia de prensa.

Puede leer: Fiscalía paraguaya revela que el clan Marset obtuvo $us 433,5 millones en Bolivia

Vergara

Del Castillo reaccionó así luego de que Vergara, quien fue aprehendido en octubre de 2023, recibiera la orden de libertad dispuesta por el juez Primo Flores.

Aparentemente, el hombre operaba como facilitador de Marset para la adquisición de bienes y servicios bajo su firma y su nombre. Por ello, fue aprehendido por el delito de ganancias ilícitas.

“Hemos impugnado y vamos a iniciar los procesos correspondientes en contra de estos administradores de justicia”, informó Del Castillo.

Juez

De igual manera, el comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, Erick Holguín, cuestionó al juez encargado del caso, pues, en su criterio, el aprehendido era claramente culpable y pieza clave en el caso Marset.

«Habría que preguntarle al juez que lleva la causa por la decisión que tomó para liberarlo», cuestionó por su parte en conferencia de prensa.

“Siguen liberando a narcotraficantes en el departamento de Santa Cruz, están mandando un mensaje a los narcotraficantes diciéndoles: ‘pueden traficar droga, mañana los van a liberar, no se preocupen’”, lamentó Del Castillo.

Marset

Marset tiene una orden internacional de captura. La Policía Boliviana realizó, sin éxito, 1.200 operativos para encontrarlo. Diferentes gobiernos de la región cooperan en la búsqueda del prófugo, quien escapó del país el 29 de julio de 2023.

Recientemente, la Fiscalía de Paraguay informó que, desde su llegada a Bolivia en 2020, el clan Marset obtuvo $us 433,5 millones con droga boliviana. La principal sustancia con la que lucraron fue la cocaína que se comercializaba en el ámbito mundial.

Del Castillo pidió que el Consejo de la Magistratura acompañe a la auditoría que pretende realizar el Ministerio de Gobierno en la administración de la justicia en Santa Cruz, para poder identificar todas las irregularidades existentes.