“El contrabando ha bajado por la escasez del dólar”, revela el viceministro Vargas

El viceministro anticontrabando indicó que la anterior semana visitó la frontera con Perú de manera sorpresiva y pudo establecer que la internación de productos al país es menor, aunque evidenció la “proliferación” de casas de cambio.|

Carlo Villena
$output.data

[Foto Carlo Villena – UNITEL] / El viceministro anticontrabando, Pedro Vargas.

Fuente: Unitel



La falta de dólares también afecta a las actividades ilícitas. El viceministro de Lucha Contra el Contrabando, Pedro Vargas, ha revelado que la escases de divisas en el país ha generado un descenso en el flujo de mercancía ilegal en las fronteras.

La autoridad indicó que ese dato tiene base en informes que recibió de diferentes puntos fronterizos.

“Ha bajado, sí, justamente estamos hablando ante la escasez de dólar. El contrabando también hacía la transacción en dólares en los diferentes mercados correspondientes a los países vecinos”, señaló.

Vargas indicó que la anterior semana visitó la frontera con Perú de manera sorpresiva y pudo establecer que la internación de productos al país es menor.

No hay muchas personas que se dediquen” a esa actividad, señaló el viceminstro.

En ese marco, reveló que en ese punto fronterizo se incrementaron las casas de cambio.

“Lo que sí hemos identificado es que ha proliferado una gran cantidad de casas de cambio. Y en las casas de cambio de la hermana república del Perú (los dólares) están siendo vendidos a un precio de casi Bs 8,3. Y la cantidad que uno quiera, así lo hemos podido identificar en estas casas de cambio”

Vargas explicó que “muchas personas que se dedican al contrabando necesitan dólares para poder introducir” la mercancía ilegal, “entonces, ha bajado”.

“Lo mismo está ocurriendo en las hermanas república de la Argentina, en la frontera también”, señaló.

Sin embargo, en este caso la inflación que golpea al vecino país también ha generado que los productos de los mercados bolivianos se internen hacia territorio argentino.

“Ahora ya se están llevando como contrabando de exportación algunos productos a la Argentina. Algunas poblaciones fronterizas también están acudiendo a nuestros mercados para proveerse de algunos alimentos o mercancías”, sostuvo.