El viceministro de industrialización, Luis Siles, pidió a la Asamblea Legislativa aprobar el proyecto de contrato administrativo minero para que la planta de la Empresa Pública de Cementos Bolivia (Ecebol) de Potosí pueda operar de manera plena y producir el cemento para esa región.

Sostuvo que el proyecto de ley fue remitido a la Asamblea en septiembre de 2023 y hasta la fecha solo fue aprobado, en febrero de este año, por el Comité de Minería y Metalurgia de la Cámara de Diputados, lo que impide desarrollar al 100% sus actividades para la explotación de la cantera de Turicaya, Potosí.

“Les decimos a los asambleístas en La Paz que necesitamos para Potosí sí o sí la ley que dé el contrato administrativo minero para que la planta de Potosí continúe en funcionamiento y operaciones”, reclamó la autoridad en una conferencia de prensa.

El presidente Luis Arce, en conmemoración a los 213 años de la Gesta Libertaria de Potosí, entregó en noviembre del año pasado la planta cementera, que está a cargo de Ecebol, emplazada la comunidad Chiutara, departamento de Potosí.

Según Siles, la ley de contrato administrativo minero le permitirá a Ecebol explotar la cantera de Turicaya y producir cemento. Para obtener el producto final, se requieren 270.000 toneladas de piedra caliza, materia prima para la fabricación de cemento.

“La planta no está paralizada, el Presidente (Luis Arce) la ha arrancado y está en funcionamiento, el problema es que necesitamos más de 270.000 toneladas para que funcione continuamente”, informó.

Requerimiento

Para mantener las operaciones de la factoría, Ecebol Potosí adquiere 9.000 toneladas la materia prima de la planta de Ecebol Oruro y de las cooperativas de Mondragón otras 12.000 toneladas, volumen que aún es insuficiente para dar una continuidad permanente de la fábrica.

Siles lamentó que algunos asambleístas nacionales no prioricen la aprobación de la ley, actitud que ocasiona el retraso de la industrialización del departamento de Potosí.

La planta se construyó con una inversión de Bs 2.135 millones, cuenta con tecnología de punta, y tiene una capacidad de producción de 1,3 millones de toneladas de cemento anual.

La factoría cuenta con las áreas de producción de trituración de piedra caliza; de molienda de harina de crudo; de clinkerización; de molienda de cemento; de embolsado y despacho; de laboratorios de control de calidad; y de áreas administrativas.