Fin del camino: Tomayapo saboreaba una victoria ante Delfín, y perdió 4-3 en menos de dos minutos

Cuando parecía que Tomayapo se metía en la lucha por seguir en la Copa Sudamericana, Delfín anotó dos goles al minuto 75 y 76, acabando con la ilusión tarijeña. El equipo boliviano lo ganaba 3-2, y no pudo aguantar el resultado.

Fuente: eldeber.com.bo

Lo que rápido llega, rápido se va. Tomayapo comenzó ilusionado con media hora de eficacia pura, ganando el partido y terminó amargado. Fue un partido de locura, que elevó a los tarijeños con la ilusión de seguir luchando por la permanencia en Copa Sudamericana, pero cayeron con un 4-3 en Ecuador.



Tomayapo estaba obligado a ganar. El empate no servía, y la derrota mucho menos. Los tarijeños quedaron eliminados, mientras que los cetáceos mantienen vivas sus esperanzas de avanzar a las siguientes rondas del torneo.

El partido comenzó de manera desfavorable para Delfín, recibiendo un gol antes del primer minuto de juego. Miguel Graneros aprovechó un balón largo desde la defensa de Tomayapo, superando a Pierre Bellolio para abrir el marcador. Sin embargo, la respuesta del equipo local no se hizo esperar y, apenas tres minutos después, Nicolás Messiniti igualó el marcador con un rápido gol.

Los mantenses continuaron buscando la victoria, pero su defensa dejó espacios que Matías Noble aprovechó para poner a Tomayapo nuevamente en ventaja con un remate desde fuera del área a los 10 minutos. Delfín reaccionó de nuevo y, al minuto 22, Juan Manuel Elordi igualó el partido al cerrar una jugada por la izquierda.

El primer tiempo todavía guardaba más emociones. Juan Pablo Rioja marcó el 3-2 para Tomayapo con un cabezazo, aprovechando otra floja reacción del portero Bellolio. En los instantes finales de la primera mitad, Delfín tuvo una oportunidad de empatar mediante un penalti, pero Messiniti envió el balón al travesaño.

El segundo tiempo tuvo un ritmo más lento, con Tomayapo replegado cerca de su área para defender la ventaja y un Delfín que no encontraba claridad para abrir espacios en el campo rival, recurriendo a los centros. A pesar de las dificultades, los dirigidos por Buch no dejaron de insistir y finalmente el premio llegó con dos goles consecutivos que dieron vuelta al marcador.

Primero, Mariano Miño aprovechó un rebote en el área rival para definir y poner el 3-3. Tan solo dos minutos después, José Angulo realizó una jugada personal desde media cancha, eludiendo varios rivales, incluyendo un túnel, y definió mano a mano con el arquero para sellar el 4-3. Delfín manejó la ventaja en los minutos restantes y se llevó la victoria, manteniéndose con vida en la Copa Sudamericana.

Tomayapo, con un solo punto en cinco partidos jugados, queda oficialmente eliminado de la competencia. Deberá jugar ante Inter de Porto Alegre el último partido, que fue postergado por las inundaciones en esa región brasileña. Ese encuentro será en Tarija, este 4 de junio, a partir de las 20:30HB.