La madre de todas las filtraciones revela miles de secretos inéditos de Google. La compañía acaba de confirmar que son reales

Google está protagonizando un nuevo escándalo. La empresa que tradicionalmente era reconocida por ser el lugar perfecto donde todo el mundo quería trabajar, protagoniza despidos, a pesar de las ganancias, protestas de sus empleados y la subida de sueldo de su CEO.



Además, está enfrentando una demanda antimonopolio, mientras la empresa está bajo investigación por sus ofertas de motores de búsqueda predeterminados.

En este contexto, a principios de mayo, Rand Fishkin, cofundador del sitio web de investigación de mercados SparkToro, recibió de forma anónima miles de documentos filtrados de la API de búsqueda de Google que revelan información confidencial sobre las operaciones de búsqueda de la empresa.

La existencia del material filtrado fue descrita por primera vez por los expertos en optimización de motores de búsqueda (SEO) Rand Fishkin y Mike King, quienes publicaron análisis iniciales de los documentos y sus contenidos a principios de esta semana.

The Verge afirma haber contactado a Google esta semana para escuchar su versión de la información pero no había recibido respuesta hasta hace unas horas, cuando la empresa ha confirmado que son documentos reales. En total son 2.500 documentos internos filtrados de Google llenos de detalles sobre los datos que recopila la empresa.

‘Sgroogled.com’: cuando MICROSOFT lanzaba anuncios ANTI-GOOGLE

Los análisis dicen que es información legítima

Si bien muchos de los datos contenidos en la filtración son bastante técnicos, tanto Fishkin como el fundador de iPullRank, Mike King, revisaron los documentos y descubrieron, según sus afirmaciones, que contenían información previamente desconocida y, lo que es más importante, legítimos.

La filtración contiene datos que contradicen las afirmaciones que los portavoces de Google han hecho a lo largo de los años, incluidas las negaciones de que los subdominios se consideren por separado en las clasificaciones de sitios web. En definitiva, según Android Police, «hay un tesoro de datos», aunque mucho trabajo para analizarlos.

Hay que tener en cuenta que las elecciones que hace Google en las búsquedas tienen un profundo impacto en cualquiera que dependa de la web para sus negocios. En ocasiones, la propia empresa tiene sus propios servicios que hacen competencia tanto a grandes empresas como a pequeñas.

A su vez, hay una industria de personas que busca fórmulas para burlar el algoritmo. Esta nueva afluencia de documentos internos ofrece, al menos, una idea de lo que está pensando o cómo se gestiona la empresa que domina la web.

Desvelando el algoritmo

Los documentos en cuestión detallan datos que pueden usarse en su algoritmo de clasificación de búsqueda que siempre se ha mantenido en secreto. Los documentos ofrecen una mirada sin precedentes pero los expertos dicen que todavía hay que analizarla mucho y bien para comprenderla.

El portavoz de Google, Davis Thompson, ha explicado en un mail enviado a The Verge que la empresa advierte no hacer «suposiciones inexactas sobre el buscador basadas en información fuera de contexto, desactualizada o incompleta».

Hay medios que están convencidos de que «es probable que la filtración cause repercusiones en toda la industria del SEO».  De todos modos, por ahora no está claro qué datos detallados se utilizan realmente para clasificar el contenido de búsqueda: la información podría estar desactualizada, usarse estrictamente con fines de capacitación o recopilarse sin fines de lucro.

En Genbeta | Antes de que se impusiera Python, estos fueron los lenguajes con los que se desarrollaba inteligencia artificial

Imagen | Foto de Firmbee.com en Unsplash

Fuente: Link