Tahuichi Quispe condiciona las judiciales a la anulación de elecciones primarias

El vocal electoral dice que la ruta correcta para que culmine el proceso es que la ALP emita una nueva ley

eju.tv / Video: DTV

Boris Bueno Camacho / La Paz



 

El vocal electoral Tahuichi Tahuichi Quispe es partidario de anular las elecciones primarias de las organizaciones políticas con el objetivo de contar con el tiempo suficiente para efectuar los comicios judiciales; caso contrario, habrá dificultades por el tiempo que necesita el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para organizar estos dos procesos y la prohibición que contempla la Ley de Régimen Electoral al respecto.

Tahuichi Quispe recordó que según dispone el artículo 87 de la Ley de Régimen Electoral, el Órgano Electoral no puede organizar, dirigir, supervisar, administrar o ejecutar procesos electorales cuyo calendario electoral se superponga con el de otros comicios; en este caso, el desarrollo de las primarias cerradas pondría en riesgo la realización de las judiciales, porque no se pueden llevar ambos de forma paralela.

“Esta es mi posición personalísima de anular la elección primaria cerrada vigente y le demos importancia de aquí en adelante, incluso hasta abril del próximo año, pensar en las elecciones judiciales; eso nos daría tiempo, desde hoy hasta abril del siguiente año, en ese tiempo podría haber las elecciones judiciales, esto lo digo porque hay una prohibición según la normativa electoral que se sobrepongan dos procesos electorales”, propuso.

El vocal dijo que lo óptimo para la materialización de las elecciones judiciales es que la lista de los preseleccionados sea remitida al TSE hasta fines de agosto, porque el ente electoral tendría tiempo de organizar la fase que le corresponde para que en diciembre próximo la población acuda a las urnas para elegir a los nuevos magistrados del Órgano Electoral.

Foto: captura pantalla

Apoyó su aseveración en el hecho de que, para él, la ley 1549 es ‘fallida’, por lo que la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) debería emitir una nueva norma para las elecciones judiciales que contemple nuevamente el plazo de 80 días, o el tiempo necesario, para la preselección de candidatos y así se reordene este proceso hasta el momento del voto popular.

“Es urgente que la asamblea discuta la nueva ley que contemple los tiempos incluso hasta agosto para poder completar la preselección y desde agosto pensamos en un proceso preelectoral judicial”, afirmó.

Ante el anuncio de que las tres fuerzas políticas con representación en el Senado decidieron proseguir con las judiciales a través de una ley corta que extienda el plazo de preselección por 40 días, el vocal sugirió a los asambleístas que si la moción es aprobada, observen detalladamente lo que manda la Ley 026 de Régimen Electoral en cuanto a la paridad de género y la participación indígena se refiere, para que las listas enviadas al TSE no sean devueltas y se produzca una nueva paralización del proceso elección judicial.

“Debe haber paridad, mitad hombre y mitad mujeres, y también deben incluir la participación indígena, porque al momento de remitir la lista el Tribunal Supremo Electoral podría devolver si no se cumplen con estos postulados de la misma ley, se tiene que hacer un buen trabajo porque cuidado nos estanquemos en esa última fase”, alertó la autoridad electoral.

Foto: captura pantalla

El proceso de las elecciones judiciales se truncó el 30 de abril, cuando una Sala Constitucional del Tribunal Departamental de Pando falló en favor de una acción popular presentada por la abogada Yeny Dury, quien denunció que la Ley 1549 de Elecciones Judiciales no respetó los derechos de las mujeres indígena originario campesinas.

El Órgano Judicial funciona actualmente bajo el mandato de consejeros y magistrados que prorrogaron su mandato a finales del 2023, debido a la imposibilidad de plasmar las elecciones judiciales tal cual señalaba la Ley 144, que posteriormente fue sustituida por la 1549. En esa oportunidad, fueron los amparos constitucionales presentados contra la convocatoria los que impidieron los comicios.