Viceministro Mamani asegura que continuarán labores de interdicción pese a la molestia de algunos políticos

La autoridad informó que un megalaboratorio de cristalización y  52 fábricas de pasta base de cocaína fueron destruidas en Villa Tunari, en el trópico de Cochabamba

eju.tv / video DTV

Boris Bueno Camacho



El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Jaime Mamani, aseguró que las labores de interdicción en Villa Tunari y otras regiones del país continuarán, porque la lucha contra las drogas es una política de Estado que el gobierno lleva adelante, aunque este trabajo moleste a algunos políticos que buscan afectar a la gestión actual con sus ataques permanentes a las acciones gubernamentales.

“Ha molestado a algunos políticos y, fruto de esa información que mi persona ha proporcionado, lamentablemente hemos sufrido algunas falsas acusaciones; sin embargo, la lucha contra el narcotráfico es una prioridad del gobierno, por eso hemos fortalecido la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN), (…) tarea coordinada con organismos internacionales y los países vecinos que va a continuar”, señaló.

Hace unos días, Evo Morales acusó a Mamani de estar implicado en el narcotráfico. «¿Qué moral tiene para hablar? Sus mismos compañeros (de Mamani) de Entre Ríos dicen cómo está implicado en el narcotráfico. ¿Sabe qué dicen nuestros compañeros de base? Este Jaime Mamani, qué estará haciendo cuando no sea viceministro, los narcos van a matarlo”, dijo en esa ocasión el exmandatario en respuesta a la aseveración del viceministro que refirió que el 67% de la droga está en Villa Tunari.

Mamani informó de la ejecución de una operación antinarcóticos denominada ‘Surazo’, que fue ejecutada en el municipio de Villa Tunari, provincia Chapare del departamento de Cochabamba, mediante la cual los efectivos antidrogas encontraron y destruyeron un megalaboratorio de refinación, con capacidad de una producción diaria de unos 200 kilos de clorhidrato de cocaína, además de tres pistas clandestinas y 52 fábricas de pasta base.

“La Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN), después de ejecutar el operativo del 23 al 25 (de mayo), logró incinerar y destruir 52 fábricas de pasta base de cocaína, un megalaboratorio de cristalización de pasta base de cocaína, tres pistas clandestinas; asimismo, se aprehendieron a siete personas y se ha secuestrado dos vehículos. Hoy se ha destruido el megalaboratorio y las pistas con presencia del Ministerio Público y los medios de comunicación”, detalló.

Foto: captura pantalla

La autoridad recordó que el clorhidrato de cocaína tiene un valor de 2.500 dólares por kilo en los países vecinos, vale decir, que cada día el laboratorio de purificación generaba 500 mil dólares diarios si la droga de ‘altísima pureza’ salía de territorio boliviano. Al mes esta factoría generaba un ingreso promedio de 15 millones de dólares, porque la sustancia ilícita se comercializaba los países limítrofes.

“En lo que va de esta gestión, a nivel nacional, se ha realizado la destrucción de 36 laboratorios de cristalización de los cuales 25 han sido ejecutados en el municipio de Villa Tunari, casi el 69 por ciento fueron ejecutados en ese municipio”, puntualizó.

Asimismo, confirmó que la FELCN secuestró más de 24 toneladas de cocaína en casi cinco meses de 2024, volumen con el que supera lo incautado en gestiones pasadas. “Hemos superado estadísticamente a todas las gestiones de otros gobiernos en cuanto al secuestro de sustancias controladas. En lo que va de esta gestión, en tan solo cuatro meses y 24 días, ya hemos secuestrado 24,53 toneladas”, explicó en contacto con los medios de comunicación.