YPFB atribuye la falta de carburantes a un problema logístico y no menciona la escasez de dólares

La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) aseguró este lunes que los problemas de provisión de hidrocarburos es un problema “logístico”, que se produce por la cantidad de camiones cisterna que a diarios son despachados, y no menciona la falta de dólares que, como denuncian los choferes y otros sectores, impiden realizar pagos a proveedores en algunos países vecinos.YPFB atribuye la falta de carburantes a un problema logístico y no menciona la escasez de dólaresUn camión cisterna. Foto:YPFB

Fuente: Brújula Digital

“La cantidad de cisternas que esperan en las diferentes plantas (del exterior), también en el caso de Santa Cruz, es algo normal. Siempre ha ocurrido (…) como tenemos los volúmenes, un 80% del diésel que se necesita en nuestro país es importado, entonces requiere de una logística mucho más grande de lo que normalmente se tiene”, declaró el gerente de comercialización de YPFB, Félix Cruz.



La autoridad explicó que son “miles” de cisternas que están en circulación. “Obviamente, que estén (paradas) estas cisternas en estas plantas en el Paraguay o Chile, es algo normal. Sólo hablando de Santa Cruz, la planta Palmasola, al día reciben 200 cisternas de recepción y despachan otras 250 hasta 300. Entonces, imagínense, estamos hablando de forma diaria, solo en Santa Cruz 500 cisternas se mueven en la planta”, explicó en radio Panamericana.

El transporte pesado internacional denunció esperas prolongadas de los camiones cisterna en plantas de Chile o Paraguay porque el Gobierno no habría pagado por el carburante. Hugo Ramos, dirigente del transporte pesado nacional e internacional, demandó este lunes al Gobierno “garantizar” la provisión de combustible.

Sin embargo, Cruz asegura que los volúmenes provocan “obviamente” que los camiones cisterna están parqueados en los diferentes garajes, predios, avenidas y demás. “Entonces, uno pregunta ¿y por qué tantas cisternas? Entonces, es algo normal que se maneja en este tema de las plantas. Eso podemos aclarar e informar a nuestra población. No es un tema de que hay un problema en el tema de los carguíos, sino es un tema más logístico para que no se esté dando malas interpretaciones”, explicó.

El funcionario explicó que YPFB tiene otros medios de transporte de los hidrocarburos como la vía férrea desde Puerto Quijarro hasta Santa Cruz; los ductos y otros. “Es un conglomerado de actividades e infraestructuras que están siendo destinados para el sistema de transporte por la magnitud de la importación y también la cantidad del volumen que se necesita de forma diaria en nuestro país”, afirmó.

El dirigente Ramos dijo que los transportistas también demandan dólares. “Nosotros hacemos contratos en dólares para que los empresarios de otros países nos paguen en dólares, pero no puede ser que cuando llegamos acá los bancos nacionales nos quieran pagar en bolivianos a un tipo de cambio de 6,86. Es un abuso abismal. Por eso que los transportistas están en estado de emergencia”.

Ratificó que entre el lunes 3 y martes 4 de junio protagonizarán movilizaciones nacionales y bloqueos de carreteras si el Gobierno central no los convoca para dar una solución a sus demandas.

Antes del mediodía de este lunes, el ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, convocó a la dirigencia y bases de la Cámara Boliviana de Transporte Nacional a una reunión el miércoles, a las 16:00, en La Paz, para dialogar sobre el pliego de demandas del sector.

En conferencia de prensa, Montaño hizo esa convocatoria después de sostener una reunión con representantes del sector transporte, la mañana de este lunes, en su despacho en la ciudad de La Paz.

BD/LE/CT/