El director de la Autoridad de Supervisión de la Seguridad Social de Corto Plazo (Asuss), Rubén Colque, aseguró que los médicos movilizados que exigen la destitución del gerente de la Caja Nacional de Salud (CNS), Boris Claure, tienen “fines políticos” para desestabilizar la gestión de la institución.

El sector se encuentra movilizado desde hace semanas. Los manifestantes exigen la salida de Claure, a quien acusan de irregularidades en el manejo de la institución en aspectos, como adquisición de medicamentos y otros.

En entrevista con La Razón Radio, Colque afirmó que el paro médico pretende desestabilizar esa institución y reveló que en la medida de presión existe la “presencia de exautoridades” en las movilizaciones. Apuntó al exviceministro Viruez (ndR, Erwin), en el gobierno de Jeanine Áñez.

“Se han empecinado en una posición política y querer la destitución del gerente para cualquier tipo de negociación”, añadió.

Afirmó que su despacho no puede ceder a “caprichos” de dirigentes y que deben existir “causales” para destituir a Claure. “La posición de los médicos es absolutamente política. Tenemos que identificar causales de destitución”.

Colque lamentó que, en los últimos años, los gerentes solo estuvieron en sus cargos por un año debido a diferentes causas, como ineficiencia, falta de ejecución presupuestaria o falta de medicamentos y equipamiento. “Esos elementos fueron generando lo cambios”.

Sin embargo, explicó que la Federación de Sindicatos Médicos y Ramas Anexas (Fesimras), sector movilizado, no puede exigir una destitución porque no está en sus competencias. “Ellos no tienen competencia. Está medio raro que quieran hacer congestión institucional”.

La Asuss ya convocó a una mesa de diálogo sobre cinco temas observados por los movilizados, no obstante, ellos no asistieron y cumplieron un paro entre el miércoles y el viernes.

Colque reiteró la invitación y aseguró que todos los días llegará una invitación de diálogo, hasta que los médicos acepten. Por su parte, la Fesimras se mantiene firme en su pedido de salida del gerente y en la amenaza de radicalizar sus medidas de presión.