El director distrital departamental de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) La Paz, Jorge Loayza, informó que, debido a la alta demanda de carburantes, los lunes y viernes se incrementa el despacho de diésel y gasolina llegando a los 4,2 millones de litros.

Explicó que en el caso de la gasolina se incrementa de 1,8 millones de litros a 2,1 millones, lo propio se realiza con el diésel. Esos carburantes son distribuidos a las 121 estaciones de servicio del departamento de La Paz.

“Siempre los lunes y viernes tienen una mayor demanda, hoy se van a despachar más de 2,1 millones litros de diésel y 2,1 millones de litros de gasolina para cubrir la demanda de lunes del departamento de La Paz”, indicó Loayza.

A inicios de este mes, se evidenciaron filas de motorizados en los distintos surtidores, principalmente de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz para cargar gasolina o diésel por el bloqueo de caminos que efectuó el sector del transporte pesado.

Inspección

El funcionario inspeccionó el abastecimiento de carburantes en los surtidores. En el caso de la estación de servicio Volcán, donde la mañana de este lunes se registraba filas de buses, Loayza sostuvo que es “normal” porque los motorizados requieren el combustible para realizar sus viajes al interior del país.

Para garantizar el abastecimiento de los carburantes, la ANH, en coordinación con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) abrieron la planta de Senkata, El Alto, a las 03.00 y despachar los camiones cisternas a los surtidores del departamento.