Un mensaje a la conciencia

Bajo el Penoco
images

Durante más de diez años hemos escuchado los mensajes más insensibles en contra de los sectores productivos del país, calificados como la peor lacra. Al mismo tiempo, se han aprobado leyes, decretos y otras normativas destinadas a favorecer a los trabajadores, a quienes se les ha dado condiciones europeas, mientras que a los empresarios se los ha condenado al infierno, con prohibiciones, sanciones y todo tipo de restricciones y acoso tributario, como si el sueldo, los aumentos y los dobles aguinaldos salieran de algún planeta lejano.

Los sindicatos obreros se han vuelto tan irrealistas que no les importa mandar a la quiebra a las empresas con tal de mantener sus “conquistas”. Hará falta mucho trabajo para cambiar esa mentalidad, que en realidad siempre ha existido en este país, pero que ha sido corregida y aumentada.

Pese a que todos conocen que el “país de las maravillas” que pintaron las autoridades no existe, los gremios insisten en un aumento salarial acorde con esas fantasías.

Habrá que comenzar a bajarlos a la tierra y el primero en exhortarlos ha sido precisamente el presidente Morales, quien pidió ayer a los trabajadores aplicar políticas de austeridad ante la caída de los ingresos producto de la reducción de los precios de las materias primas. El pedido lo hizo ante grupos de trabajadores petroleros, a quienes les demandó poner se su parte con el ajuste de cinturones.

Fuente: El Día

Categorías Opinión