Apuñalado en El Alto está muy grave; piden ayuda

El Alto / La Paz. Ronald Soria recibió cuatro puñaladas, una le perforó el intestino. También tiene una herida grande en la cabeza. La Policía investiga. Detuvieron a un extranjero.

Ronald Soria tiene una herida grande en la cabeza. También le perforaron los intestinos.

Ronald Soria tiene una herida grande en la cabeza. También le perforaron los intestinos. GRISELLE SORIA

 

CECILIA DORADO NAVA / EL DEBER

Le asestaron varias puñaladas y lo dejaron moribundo. Ronald Soria Salazar (33), dueño de una carnicería en la ciudad de El Alto, fue víctima de un brutal asalto en el que desconocidos lo apuñalaron perforándole los intestinos.

Ronald trabajaba en el ingenio Aguaí de Santa Cruz y después de culminar la zafra regresó a El Alto, en La Paz, donde vive con su esposa. Con el dinero ganado abrió una carnicería donde vendía desde hace unos tres meses.

Sin embargo, el sábado 30 de abril, cerca de las 21:00 decidió cerrar su tienda, dejar el dinero que había logrado juntar de la venta del día y salir. Cuando estaba a unos pasos de la esquina de la misma cuadra, se le acercaron tres desconocidos y le dieron 3 puñaladas por la espalda, uno de ellos incluso le asestó una cuarta puñalada en el estómago perforándole los intestinos, según relata su hermana, la productora de televisión Griselle Soria. “Su herida es de más de 10 centímetros en el estómago”, dice.

La víctima se levantó como pudo y pidió auxilio, pero los agresores volvieron a golpearlo en la cabeza y la cara, causándole heridas profundas.

Personal de la Policía lo trasladó hasta el hospital Boliviano Holandés de El Alto, donde estuvo tres días en terapia intensiva. Ayer fue trasladado a sala, porque según Griselle los recursos económicos ya no le alcanzan para seguir cubriendo la terapia, pues cuesta Bs 1.300 por día.

A Ronald ya le hicieron una cirugía de emergencia, pero todavía tiene una sonda y deben hacerle otra intervención quirúrgica, una colostomia. Su hermana relató que Ronald no está comiendo todavía y que permanece con una sonda, sufriendo el peligro de que se produzca una infección generalizada o septicemia.

La Policía de El Alto le informó a la familia que detuvo a un extranjero que presuntamente sería uno de los autores del hecho, por el modus operandi. Sin embargo, a Griselle le llama la atención que no le robaron nada a su hermano, quien aún no está fuera de peligro.

Pidió ayuda al 72146320, porque aparte de necesitar más donantes de sangre para la próxima cirugía, requiere de apoyo económico para la recuperación de su hermano.

Categorías Seguridad