Anécdotas de la sesión que parió la ley electoral

El cansancio era notorio en todos. Murillo: “Veámonos con amor”; García : “Sólo se hace el amor con la mujer amada”.

image

CANSANCIO • Pese a que había consenso, no faltaron los discursos interminables que provocaron fatiga entre los parlamentarios.



La Razón

En una sesión marcada por anécdotas se aprobó la ley

Tiempo • El cansancio era notorio en todos, pues estuvieron en vigilia permanente durante cinco días. El debate final se prolongó nueve horas.

El reloj marcaba las 19.04 del lunes cuando se instaló la sesión congresal para aprobar la Ley de Régimen Electoral de Transición, que mantuvo en vigilia permanente, durante cinco días, a los parlamentarios. Fueron nueve horas continuas de debate en las que hubo risas, sarcasmos, discusiones acaloradas, amenazas, desmayos y sueños profundos.

 imageABATIDOS • Eran las 2.00 y el sueño se impuso entre los diputados, quienes no prestaron atención al debate y evitaron la discusión parlamentaria

El tratamiento de la norma comenzó con la intervención de legisladores que le reprocharon al presidente del Congreso, Álvaro García, por la actitud que demostró durante la negociación.

“Usted le debe una disculpa al pueblo”, le dijo el diputado Arturo Murillo (UN), y para curar heridas acotó: “Veámonos con amor”. García respondió: “Sólo se hace el amor con la mujer amada”.

Tras este intercambio de conceptos de amor, la lectura de la ley continuó y los diputados que aún se mantenían atentos reclamaron porque el Secretario de Cámara se saltaba párrafos.

García aclaró que no era su culpa y que en la copia que recibió el senador lector no estaban las precisiones reclamadas.

Luego vino el debate femenino; las opositoras plantearon la paridad en las candidaturas para Presidente y Vicepresidente, propuesta que finalmente se descartó. Las oficialistas las acusaron de querer sabotear la futura dupla “Evo-Álvaro”. En pleno debate sobre este tema se descubrieron apodos; por ejemplo, cuando el diputado Rodrigo Paz pidió la palabra, alguien gritó: “El pocholo”.

El diputado René Martínez (MAS) alertó que faltaba la “s” en dos palabras y pidió corregir el error. El presidente del Congreso sometió a voto el pedido dando énfasis en la pronunciación de la “s”. En réplica, hizo lo mismo el Secretario General, lo que provocó la risa de todos.

A su turno, el senador Roberto Ruiz (Podemos) pretendió dar una cátedra magistral sobre la imposibilidad de construir el padrón biométrico en poco tiempo, pero los legisladores ya cansados le mandaron a callar porque el tema ya fue acordado.

Ante las dudas, García afirmó que si algo falla, los vocales “tendrán que ir a la cárcel”.

De repente, muchos legisladores despertaron, cuando el diputado Marco Córdoba se desmayó (22.15). Los médicos lo sacaron en una camilla improvisada.

image

APROBACIÓN • A las 4.04 de ayer, los congresistas aprobaron la ley electoral; el vicepresidente García y Novillo reciben saludos tras seis días de debate.

Después vino el debate por los escaños y casi todos querían hablar; un diputado de El Alto pidió más circunscripciones para su ciudad; los chaqueños de Tarija demandaron un referéndum y lograron apoyo, pero a los chuquisaqueños no les fue como esperaban. Algunos ya dormían y otros mascaban coca, al final se aprobó la ley y los discordes en concordia se dieron la mano.