La rivalidad MAS-MSM trasciende el ámbito político; empatan en fútbol pero Evo dice que ganó

Las diferencias entre el Movimiento Al Socialismo y el Movimiento Sin Miedo se trasladaron ayer al terreno de juego. Encuentro. Evo fue lesionado por un funcionario edil. Fue ayer en la reinauguración de la cancha Zapata; empataron 4 a 4, pero Evo dice que ganó (Ver video)

image

Tensión. El alcalde Revilla trata de calmar al Presidente después de que éste recibió un ‘planchazo’.



Carla Hannover – La Paz, La Razón

La rivalidad MAS-MSM trasciende el ámbito político

Las diferencias entre el Movimiento Al Socialismo y el Movimiento Sin Miedo se trasladaron ayer al terreno de juego. Las faltas sazonaron el partido de futbol que reunió al equipo del presidente Evo Morales con el del alcalde Luis Revilla en el encuentro inaugural de la cancha Zapata.

Vestidos con poleras amarillas y pantaloncillos azules, los jugadores del municipio paceño, liderados por Revilla, habían tomado el campo deportivo desde tempranas horas de la mañana para calentar. El equipo de Morales, de atuendo verde y blanco, ingresó al terreno de juego cerca de las 8.30. Tras una fotografía que reunió a ambas autoridades, sonó el silbato.

El partido, que había comenzado amistoso, se tornó un tanto agresivo a los cinco minutos. Daniel Gustavo Cartagena, el número 2 del equipo edil, pateó al Presidente en la espinilla. En respuesta, el Mandatario intentó darle un rodillazo, en ese momento uno de sus guardaespaldas que jugaba en el equipo gubernamental atacó al jugador. El árbitro frenó el intento de pelea con la expulsión de ambos jugadores. “Yo pasé el balón y de repente recibí un ‘planchazo’, pero ésta no es la primera vez que me pasa”, contó horas después el Presidente.

Tras el incidente, el Mandatario cojeando pidió que le colocaran un spray en la lesión, acto seguido continuó  en el juego y minutos después anotó el primer tanto. El partido transcurrió tenso. Al terminar los primeros 35 minutos del encuentro el resultado marcaba 2-1. El equipo gubernamental se perfilaba como el ganador.

Durante el descanso de medio tiempo, Morales fue atendido por su equipo de guardaespaldas. Mientras, las barras apoyaban a sus favoritos. “Vamos Lucho”, gritaba la gente desde las graderías. “Dale Evo”, respondían los hinchas del equipo gubernamental. Tras el descanso, ambos equipos retornaron al campo de juego.

Durante los siguientes 35 minutos, dos goles más, cuatro tarjetas amarillas y otras dos expulsiones evidenciaron las tensiones entre los equipos. El resultado final terminó con un 4-4. A los pocos minutos, el equipo del Presidente dejó el campo deportivo.

¿Éste será un nuevo acercamiento entre el MSM y el MAS?, preguntaron los periodistas al Alcalde. “Éste fue un encuentro netamente institucional”, aseguró el alcalde Revilla. Minutos después de terminado el encuentro, un oficial de Radio Patrullas 110 intentaba detener a Cartagena, el jugador que había lesionado al Presidente. El oficial desistió luego de hablar con Revilla. “En ningún momento tuve mala intención, nunca quise agredir al Presidente”, aseguró Cartagena.

Revilla sale en defensa de jugador

Tras el intento de aprehensión del funcionario edil que lesionó al Presidente, el alcalde Luis Revilla señaló que la medida era un exceso. “Éste fue un partido de fútbol y en una cancha todos somos jugadores. No fue más que un encontrón. No me voy a mover mientras mi jugador esté corriendo peligro”, señaló Revilla.

La cancha funcionará 16 horas

La flamante cancha Zapata estará abierta al público de martes a domingo durante 16 horas, informó ayer el director municipal de Deportes, Walker Paredes. El espacio fue inaugurado ayer por autoridades ediles y gubernamentales. El funcionario indicó que el costo de alquiler del complejo por hora es de 100 bolivianos.

“La ciudadanía puede acceder a la cancha de martes a domingo desde las 8.00 hasta la medianoche si así lo solicitan. Todos los lunes se realizará el respectivo mantenimiento”, dijo.

Indicó, además, que entre las 6.00 y las 8.00 los vecinos de la zona pueden acceder a la cancha de forma gratuita. El flamante espacio deportivo tiene dimensiones semiprofesionales. Mide 75 metros de largo por 45 metros de ancho.

Además, cuenta con dos camerinos, un área de administración, un polifuncional para básquetbol y fútbol de salón; dos baños (uno para  mujeres y otro para hombres),  cada uno con tres baterías sanitarias y una ducha.

La autoridad anunció, además, que a partir de enero del próximo año funcionará una escuela deportiva en la cancha Zapata para que los niños y jóvenes practiquen fútbol. Las inscripciones serán totalmente gratuitas y se recibirán en el espacio deportivo.

MAS y MSM empatan 4 a 4, pero Evo dice que ganó

image

Entrega: Revilla y Morales inauguraron ayer la Cancha Zapata

La Prensa

El partido de fútbol jugado ayer luego de la reinauguración de la Cancha Zapata, entre el equipo del presidente Evo Morales, del Movimiento Al Socialismo (MAS), y el del alcalde de La Paz, Luis Revilla, del Movimiento Sin Miedo (MSM), acabó empatado 4 a 4, pero Morales afirmó que su equipo ganó.

Terminada la ceremonia de reinauguración del campo deportivo, en el que se invirtieron 901.005 bolivianos (664.741 provenientes del Gobierno Nacional a través del Programa Bolivia cambia, Evo cumple y 236.264 bolivianos de la Alcaldía), se disputó el partido.

Cada equipo llevó a su barra: una gritaba “Evo, Evo, Evo…”, y la otra, “Lucho, Lucho, Lucho…”. Ambas disfrutaban cada minuto del partido, no libre de incidentes.

El segundo minuto fue el más tenso, porque una mala jugada entre el presidente Morales y el jugador de la comuna Daniel Cartagena derivó en la expulsión del futbolista edilicio.

El partido terminó con un empate a cuatro goles por lado. Aun así, Morales, a manera de broma, comentó en Radio Patria Nueva que ganó al equipo de Revilla.

Al final del encuentro, el Alcalde dijo que “fue un resultado equilibrado y el empate refleja la calidad que mostraron los dos equipos”.

El supervisor de turno de Radio Patrullas 110, mayor Barrientos, intentó detener a Cartagena por una supuesta agresión al Primer Mandatario, pero el Alcalde logró impedirlo.

Morales subrayó que el fútbol hace olvidar las diferencias y se comprometió a coadyuvar con la construcción de otra cancha de césped sintético, donde se jugará la revancha.