Berríos hizo un sobrepago a 3 peritos en el caso Fancesa, alcaldesa tiene confianza de Evo

Sucre. Comprometió un 5% del daño que habría cometido Soboce. Alcaldía admite que cometió irregularidades en el contrato.

imageLa alcaldesa Berríos en medio de cuestionamientos.

Página Siete / La Paz – 06/05/2011

Berríos hizo un sobrepago a 3 peritos en el caso Fancesa

La alcaldesa tiene confianza de Evo

Contrato. La alcaldesa interina suscribió un “convenio de servicios profesionales” con tres consultores para determinar el daño económico de Soboce a Fancesa.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

La alcaldesa interina de Sucre, Verónica Berrios (MAS), dispuso un primer desembolso del 60% en el contrato de tres peritos para la determinación del daño económico de Soboce durante la administración de Fancesa cuando la norma de administración de bienes y servicios establece que solo se debe pagar un 50%.

Página Siete accedió al documento en el que Berrios contrató por “excepción” a tres profesionales, cuando esta figura es aplicable en casos muy concretos y especiales establecidos de manera expresa en el artículo 65 de las normas SABS. El contrato de la Alcaldía de Sucre no explica los argumentos para recurrir a una contratación directa.

Pese a que la mencionada norma vigente señala que el contrato por excepción se realiza cuando existe un solo proveedor, la alcaldesa oficialista vulneró este principio y firmó el convenio.

El gobierno municipal contrató a los ingenieros Juan José Romero, Mario Pérez Delgadillo y Eddy Decormis para realizar un “estudio pericial” técnico, financiero y legal sobre los presuntos daños provocados por el convenio entre la Universidad San Francisco Xavier (USFX) y la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce) a la Alcaldía.

Se suscribió un “convenio” de servicios profesionales, cuando esta figura no existe en la norma para este fin por un monto de 141 mil bolivianos. Berríos, de acuerdo al quinto punto del contrato, dispuso un primer desembolso del 60% en el plazo de diez días desde la firma y el restante 40% en el proceso, cuando éste no debiera exceder el 50% en el pago inicial.

Asimismo, el documento señala que al final del proceso y con sentencia ejecutoriada los denominados peritos o contratistas recibirían el 5% del monto total de lo cobrado y recuperado por daños y perjuicios ocasionados por Soboce a Fancesa.

Finalmente, el contrato por excepción no fue informado a la Contraloría y tampoco fue registrado en el Sistema de Información de Contrataciones Estatales (Sicoes), como establecen las normas. A la fecha, la alcaldesa Berríos pretende recuperar más de 40.000 bolivianos que se canceló a los peritos tras la ruptura del contrato, sin embargo, aunque los contratistas realizaron su evaluación, aún no han realizado la devolución.

El Gobierno no se pronunció sobre este tema. Berríos tiene el respaldo del Presidente.

La alcaldesa tiene confianza de Evo

La alcaldesa de Sucre, Verónica Berríos (MAS), no fue removida de sus funciones pese al malestar que existe en el Movimiento Al Socialismo de ese municipio. El año pasado el presidente Evo Morales pidió mantenerla en su cargo hasta nuevas elecciones.

En esa oportunidad Morales manifestó que las acusaciones contra la alcaldesa interina no tenían asidero ni pruebas, por lo que pidió que se mantenga para evitar inestabilidad en el municipio.

Producto de las fricciones del MAS en esa ciudad, el 2010 Berríos fue reemplazada por el concejal del mismo partido José Santos, acusada de hechos irregulares en el ejercicio de sus funciones.

La alcaldesa asumió la conducción de la Alcaldía después de que fue suspendido el ex alcalde electo Jaime Barrón, en el mes de mayo de 2011, ante una acusación formal por el caso de racismo, hecho ocurrido el 24 de mayo de 2008.

El MAS sostiene que Berríos gobierna en el municipio con un pequeño grupo de funcionarios vinculados al extinto Movimiento Bolivia Libre y que tras su desaparición se alinearon al MAS.

Alcaldía admite que cometió irregularidades en el contrato

La Alcaldía de Sucre admitió que se cometieron varias omisiones en el cumplimiento de las Normas Básicas del Sistema de Administración de Bienes y Servicios (SABS), como la contratación por “excepción” de tres profesionales para un “estudio pericial”, que fue cuestionado por el oficialismo y la oposición en el Concejo Municipal.

El asesor jurídico del municipio, Ramiro Taboada, manifestó que la suscripción se realizó por una emergencia.

“Evidentemente se obvió algunos parámetros que establecen el Decreto Supremo 181 o de las normas SABS, se omitió algunos parámetros de contratación”, sostuvo.

Al responsabilizar del asesoramiento a anteriores abogados del ejecutivo municipal, informó que la Alcaldía pretende recuperar los más de 40.000 bolivianos que ya cancelaron a los peritos por concepto de su evaluación de los daños causados al municipio por el convenio Universidad San Francisco Xavier y Soboce, toda vez que se ha “disuelto” el contrato. El 5% adicional que tendrían que recibir los peritos también queda sin efecto.

El monto podría haber representado para la Alcaldía un daño económico de siete millones de dólares, de un total de más de 140 millones de dólares, que sería el daño por el convenio entre la universidad y Soboce.

El concejal del Movimiento Al Socialismo (MAS) informó que este caso ya se encuentra en el Ministerio Público para su investigación.

Mientras que los diputados del oficialismo por Chuquisaca exigen que la Fiscalía se pronuncie en una investigación transparente y se sancione por las irregularidades en el contrato suscrito por la alcaldesa Verónica Berríos.

La senadora por el Movimiento Al Socialismo Nélida Sifuentes dijo que Berríos no será defendida por ser del MAS. “Estoy segurísima que hay varias irregularidades en varios temas, se han presentado algunos hechos de corrupción”, declaró la parlamentaria chuquisaqueña.