Sí se iniciaron tareas en el tramo II de la carretera por el TIPNIS

Gobierno intenta dividir a indígenas; convocó a un sector y no a su entidad matriz, que es la CIDOB para reunión el 9 de agosto. Los “sin miedo” advierten de una catástrofe en el TIPNIS. ABC desacredita a líderes indígenas.

image Pagina Siete

Sí se iniciaron tareas en el tramo II de la carretera

Página Siete informó en su edición de ayer, viernes 5 de agosto, que las obras del tramo II de la carretera que debe atravesar el TIPNIS ya se han iniciado. Página Siete informó aquello sobre la base de una inspección ocular realizada por un periodista y fotógrafo que comprobaron que han empezado las obras de desmonte en la ribera norte del río Isinuta.



Según información de la propia Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), el tramo II de la carretera por el TIPNIS empieza en esa ribera y, por lo tanto, todos los trabajos que se realicen de ahí hacia el norte pertenecen a ese tramo.

Página Siete nunca dijo, como señaló equivocadamente el señor Luis Sánchez en su conferencia de prensa, que las obras ya han penetrado al territorio indígena del Isiboro Sécure. Se usó la palabra TIPNIS en el titular como una legítima forma periodística de abreviar.

El señor Sánchez también señala que el tramo II de la carretera no tiene todavía un trazo definido, pero ello no explica por qué se han iniciado tareas de desmonte en esa zona.

Que haya o no un trazo definido no anula el hecho objetivo de que maquinaria pesada ha empezado las tareas de desmonte.

Como recordamos ayer, el proyecto de carretera está dividido en tres segmentos, siendo el I y el III los de ambos extremos (al sur, Villa Tunari, y al norte, San Ignacio). La construcción de esos tramos se inició en junio y las autoridades habían informado que las obras del tramo II, que debe atravesar el TIPNIS, no se había iniciado todavía. Tanto los indígenas de la región como especialistas y entidades ambientalistas han pedido que no se construya el tramo II atravesando el parque, sino con un nuevo trazo que rodee el parque.

Raúl Peñaranda, Director

El TIPNIS en la mira

Marcha. La medida de presión contra el Gobierno se ratificó, los pueblos indígenas se preparan para partir el 15 de agosto de Trinidad.

Gobierno se abre a dialogar con otros sectores indígenas

Originarios del TIPNIS adelantaron que no asistirán a la reunión. Dato. El ministro Romero sólo convocó a un sector de los pueblos indígenas y no a su entidad matriz, que es la CIDOB; el Ejecutivo reiteró la invitación para el 9 de agosto.

imageUna vista de las poblaciones ubicadas en el parque Isiboro Sécure.

Página Siete / La Paz

Luego de que los representantes del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) anunciaron que no asistirán al diálogo con el Gobierno, el 9 de agosto, debido a que no convocaron a la CIDOB, el Ejecutivo reiteró la invitación y abrió la opción de recibir a otros representantes indígenas nacionales.

El jueves, la presidenta de la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni, Bertha Bejarano, aseguró que el TIPNIS no asistirá a ninguna reunión.

Asimismo, ratificó la marcha en defensa de esa reserva natural prevista para el 15 de agosto, donde participarán los representantes de los 34 pueblos que habitan las tierras bajas, los que aseguraron estar amenazados por el proyecto carretero que unirá Cochabamba y Beni.

Romero agregó que el Gobierno actúa de buena fe y en el marco de la ley para la construcción del tramo II de la vía Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

Afirmó que extrema esfuerzos para dialogar y concertar, y rechazó que exista un retroceso en la posición gubernamental.

Convocó a los dirigentes indígenas a asistir a la reunión, en la que estarán presentes las autoridades del Ministerio de la Presidencia y de Obras Públicas, según la agencia oficial ABI.

Explicó que el Convenio 169 de la OIT establece que la consulta se realiza con las comunidades directamente involucradas con una obra, proyecto o iniciativa, que les afecte.

“Corresponde hablar con los pobladores del TIPNIS, pero si ellos proponen la presencia de otros representantes nacionales y regionales, el Gobierno no tiene ningún problema, esperemos la respuesta para que la analicemos”, manifestó Romero.

En tanto, el diputado indígena Pedro Nuni (MAS) dijo que hasta anoche le informaron oficialmente que ni dirigentes del TIPNIS ni CIDOB irán al diálogo.

“Hasta ahora no hay ninguna otra definición al respecto, pero esperamos que la dirigencia se reuna para considerar esto (ir al diálogo), pero eso lo determinan ellos; creemos que por responsabilidad, la organización, debe responder al Gobierno ”, dijo.

Algunos detalles

Dato. De acuerdo con el diseño, la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos pasaría por medio del Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), afectando flora y fauna protegida.

Labor. Una comisión de alto nivel del Gobierno se trasladaría a Trinidad para concertar acuerdos con corregidores y representantes del TIPNIS bassados en observaciones y propuestas existentes.

Medida. Los indígenas ratificaron la marcha hasta La Paz para el 15 de agosto, sin embargo, el Gobierno los citó para dialogar siete días antes de iniciar la medida de presión.

Gobierno. construirá carretera con o sin consulta a indígenas

La ABC advierte que si no asisten al diálogo, procederá el proyecto.

Posición. El ministro de la Presidencia negó que el Gobierno intente dividir a los indígenas de tierras bajas al no convocar a la CIDOB al diálogo del martes.

Página Siete / La Paz

El Gobierno ejecutará la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos con o sin consulta a los habitantes del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), según advirtió el presidente de la Administradora Boliviana de Caminos (ABC), Luis Sánchez.

“Si insisten en negarse a la consulta con el Gobierno, al Gobierno no le queda otra de trabajar sin consulta porque ya ha cumplido con la ley”, declaró la autoridad en conferencia de prensa.

Advirtió que si los dirigentes indígenas no asisten al diálogo, el Gobierno no tendrá posibilidades de cumplir el requisito de la consulta y “tendrá que saltar” para continuar el proyecto.

“Si no asisten a las convocatorias, el Gobierno ya no tendrá que hacer consulta alguna”, resaltó la autoridad.

El ministro de la Presidencia, Carlos Romero, convocó para este próximo 9 de agosto a los indígenas del TIPNIS, sin embargo, las comunidades indígenas esperan que el diálogo también sea con su máxima organización, la Confederación Indígena del Oriente Boliviano (CIDOB).

En la línea gubernamental, Sánchez volvió a reiterar que no existe diseño del tramo II de la carretera, “el problema es que no podemos definir con ellos cuál será el trazado y tendremos que decidir solitos”, precisó.

No obstante, la misma autoridad admitió ayer que se está construyendo un puente sobre el río Isinuta, donde comienza el segundo tramo hasta Monte Grande de Apere y en total son 177 kilómetros de distancia que atraviesan el TIPNIS.

Los tramos Villa Tunari-Isinuta (47 kilómetros) y Monte Grande-San Ignacio de Moxos (82 kilómetros) ya tienen licencia ambiental, mientras que el segundo aún no tiene. “El Gobierno no está mintiendo, ni está incumpliendo la ley. El tramo II no va a comenzar hasta que no hayamos hecho un diseño y tengamos una licencia ambiental”, aseguró Sánchez en relación a una información publicada por este matutino.

“Hubo una noticia en uno de los medios, en Página Siete, que se está repitiendo ahora en varias cadenas de radio sobre el hecho de que se habría comenzado a trabajar ya en el tramo II del proyecto carretero Villa Tunari-San Ignacio de Moxos. Quiero desmentir categóricamente esa situación, no es cierto, no se ha empezado a trabajar en el tramo II”, dijo Sánchez, en una conferencia de prensa.

En pasados días, el embajador de Brasil, Marcel Biato, manifestó que financiarán el tramo II sólo si Bolivia cumple con las condiciones de estudio socio-ambientales y con el diálogo con las comunidades indígenas de la zona y aseguró que el financiamiento para los tramos I y III están aprobados, en cambio, el tramo II está “pendiente”.

Esta posición hizo que en el Gobierno se hable de tres alternativas de trazo para unir Cochabamba con Beni.

ABC desacredita a líderes indígenas

El presidente de la ABC, Luis Sánchez, atribuyó a factores políticos y de liderazgo la ruptura del diálogo entre el Gobierno y las organizaciones indígenas.

“Yo creo que es más político que otra cosa, es un momento de fortalecimiento de liderazgos políticos de los dirigentes de la CIDOB, particularmente, ni siquiera del TIPNIS”.

Aseguró que existía un importante avance en las negociaciones, sin embargo, el diálogo se cortó sin explicación alguna.

Sánchez cuestionó que la marcha ahora tiene una agenda que no sólo se circunscribe a la construcción de la carretera, sino se han incorporado otros temas.

“Las demandas son como 13 puntos, uno es el TIPNIS, todos los demás son otros temas, aprovechan un momento para plantear otros requisitos”, dijo la autoridad de ABC.

El oficialismo tiene en la mira a la CIDOB, organización a la que califican de radical, según el diputado del MAS Franklin Garvizú. “Es que son líderes radicales, estos señores quieren dialogar en la marcha y creo que antes de un conflicto podemos dialogar”.

Atribuyó a “caprichos” del dirigente indígena Adolfo Chávez. Pretender mantener la posición de rechazar la carretera que evita -dijo- el desarrollo de toda esa región y lograr integración desde Cochabamba hasta el Beni. Su colega Pedro Nuni ratificó que se mantendrá al lado de sus organizaciones.

Los “sin miedo” advierten de una catástrofe en el TIPNIS

El opositor Movimiento Sin Miedo (MSM) advirtió que de no modificarse el tramo II que pasaría por el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) el país estaría frente una “catástrofe medioambiental”.

“Yo creo que estamos en puertas de una de las más grandes catástrofes medioambientales y eso significa una penosa impostura gubernamental en materia de medio ambiente”, declaró el diputado Fabián Yaksic.

El diputado se mostró crítico al doble discurso del presidente del Estado, Evo Morales, que defiende la Madre Tierra y los recursos naturales en el país, sin embargo, la construcción de la carretera tendría graves consecuencias para el ecosistema.

“Una pena que el Gobierno no tome en cuenta esta alerta internacional mundial, no podemos encarar este proyecto carretero que es fundamental, nadie se opone a una integración caminera, pero no puede ser a costa de un parque nacional”, sostuvo.