Central Obrera Boliviana amenaza reactivar los conflictos

Medidas. La dirigencia de la COB reiteró que aguarda la convocatoria del Gobierno para elaborar una agenda social y un plan de desarrollo social.

image Trabajadores participan de un ampliado de la Central Obrera Boliviana en La Paz, el mes pasado. Foto Afka

Representantes de la Central Obrera Departamental (COD) advirtieron al Gobierno que a partir del miércoles, si no hay un consenso en las negociaciones con el Ejecutivo, el sector obrero nacional reiniciará sus medidas de presión, reactivándose nuevamente los conflictos sociales.



Gustavo Moreira, secretario de organización de la COD, indicó que mañana la Central Obrera Boliviana (COB) efectuará un ampliado en La Paz en el que definirán su posición a la espera de una magna reunión con representantes del Gobierno.

“De no existir la disposición por parte del Gobierno para escuchar nuestras demandas, vamos a reiniciar las medidas de presión”, advirtió Moreira.

El dirigente de los trabajadores señaló que existen varios sectores del magisterio que tienen “demandas irrenunciables”.

Moreira dijo que para el próximo miércoles los sectores del magisterio de Cochabamba, La Paz y Oruro llevarán a cabo una reunión consultiva en la que se abordará el tema de la no entrega de computadoras para los maestros de La Paz, quienes impulsarán jornadas de paro en los centros educativos de ese departamento y del resto del país.

El pasado jueves, la dirigencia de la COB calificó de falta de respeto la convocatoria del presidente Evo Morales a una cumbre para elaborar una nueva agenda social, mencionando el nombre del ente matriz de los trabajadores, sin enviar ningún planteamiento ni mucho menos una carta. Por ello, este sector que aglutina a obreros y sindicalistas, definirá en un ampliado si participa o no de la propuesta del Mandatario.

La COB condicionó, también, su participación a esta cumbre a la solución inmediata del pliego de ocho puntos que fue suscrito el 17 de abril pasado por el Gobierno, el cual puso fin a una huelga general indefinida y establece un incremento adicional del 2 por ciento para los sectores de salud y educación.

La semana pasada, el ministro de Economía, Luis Arce Catacora, indicó que el Gobierno no puede cumplir con el 1 por ciento adicional al incremento del 1 por ciento que se dio en las negociaciones del 17 de abril del presente año.

Pliego de ocho puntos

En cuanto al pliego de peticiones de abril pasado, los trabajadores esperan a la brevedad posible contar con un cronograma para las diferentes mesas de trabajo y de esa forma empezar a dar soluciones a cada punto que fue planteado al Ejecutivo.

Los ocho puntos que preocupan al ente matriz de los trabajadores están relacionados con el incremento salarial, la reestructuración de la Caja Nacional de Salud (CNS), el fuero sindical, la Ley General del Trabajo, la reactivación del aparato productivo y la abrogación plena del Decreto Supremo 21060.

El secretario de Organización de la Central Obrera Departamental (COD), Gustavo Moreira, criticó la actitud del Gobierno que los acusa de pertenecer a la derecha y que no tienen “moral” para protestar.

Moreira dijo que la clase obrera aplaudirá los aciertos del Gobierno, pero con los desaciertos tendrá que salir a las calles para protestar. “El Gobierno está acostumbrado a que las organizaciones sociales tienen que jalarle la leva y decirle que todo está bien, pero nosotros no vamos a hacer eso”, aseveró.

Por Al­fre­do Jiménez Pereyra – Los Tiempos – 17/10/2011